Flavio Mendoza: "El éxito también se sufre"

0
132

Villa Carlos Paz se presenta imponente desde el  ventanal del living de la casa que cobija a Flavio Mendoza. A orillas del lago San Roque, la enorme casona se ha convertido en un auténtico refugio para el dueño de Stravaganza.  El verano pasado el espectáculo tuvo un apabullante éxito y en este ya ha vendido la misma cantidad de entradas que todas las obras de Mar del Plata juntas. Con semejante suceso asegurado, cómo será que el coreógrafo afronta el desafío de una nueva temporada. «No creo estar corriendo con el caballo del comisario, los éxitos son cosas pasajeras. La gente eligió Stravaganza porque se la respetó.  Este año siento una mochila muy grande. Recuerdo cuando me decían que no iba a vender ni 20 entradas y  luego logré un record que quedó en la historia. Córdoba me cambió la vida, de verdad.  No sólo económicamente, como persona, me hizo madurar y me hizo aprender que muchas cosas que me habían dicho no eran ciertas. La mochila grande era esa, después de todo lo que me dio Córdoba traer algo nuevo.  Pensaban que iba a cambiar un poquito el show y ya, pero no, lo cambié integro. Eso fue también lo que me hizo entrar en la previa en un momento de stress y ataques de pánico», cuenta Flavio.

-Hasta se habló de una pelea que tuviste con un técnico… -Muchas de las discusiones previas tuvieron que ver con la locura y la curiosidad que tengo. Incluso la famosa pelea, que en realidad me revolearon con un Handy y nada más. Esa locura hace que mis técnicos se desvelen por realizar cosas imposibles. Este año por ejemplo, más allá de las piletas quería para esa parte hacer un reloj de agua gigante y la gente aprecia que hay mucho trabajo y que yo no me contento con nada. Si me preguntás ahora si estoy conforme con el espectáculo te digo que no, porque soy súper rompepelotas. Siempre hay un poco más, siempre se puede mejorar lo que ya está bueno.

-¿Cómo querías que sea este nuevo «Starvaganza»? – Este fue un año muy tecnológico. Además del arte que pusimos, hay una cuestión y una inversión  técnica muy importante. El cordobés Sebastián Degani tuvo mucho que ver con esto, es una persona que entiende mi cabeza, y eso no es para cualquiera.

-El año pasado tenías a Cinthia Fernández, Noelia Pompa y Diego Reinhold, este año parece que no apostás a tantas figuras de renombre -No quise poner tantos mediáticos al frente y sí darle la oportunidad a otros artistas como el grupo rosarino de humor Lo Lumbrise, que trabajaban en Mar del Plata o Pedro el humorista que viene del circo.. A mí me costó horrores estar donde estoy. Incluso al mismo Federico Molinari, que hace un deporte amateur, me parecía que había que apoyarlo. No quiero que la gente se olvide de la cara de él y más allá de que trabaje conmigo yo quiero que siga compitiendo y llegue a las olimpíadas de Brasil.

-Vos también te has corrido un poco del centro de la escena -Cuando armo los espectáculos dejo para lo último mi parte. La gente tal vez me quiere ver más, pero quiero que pongan el foco en el espectáculo. Cuando comencé como bailarín yo podía hacer cosas mucho mejores en el escenario pero me reducían mi participación para que no me luzca más que la estrella de turno. Y acá es al revés, hay un montón de chicos talentosos y yo quiero que brillen.

-No paraste desde el año pasado y has sufrido bastantes lesiones, ¿Cómo vas a soportar el paso de una nueva temporada intensa? -Haciendo una vida muy sana. El año pasado me ofrecían hacer participaciones en boliches y como no sé decir que no, pero este año me voy a resguardar más. Salir del teatro e irme derecho a casa a relajarme y comer bien. Yo soy un tipo muy responsable y me cargo mucho de cosas y no me relajo. Este estrés es el que me repercute en el cuerpo.  Desde hace tiempo tengo un kinesiólogo que me cuida antes y después de los shows y  me hace magneto en las rodillas que tengo mal.

Éxito total Flavio Mendoza alcanzó un récord histórico con Stravaganza y eso le trajo un sinfín de alegrías y reconocimientos, pero también ha tenido que soportar las consecuencias de un ambiente en el que parece que no se perdona el éxito ajeno. «El éxito también se sufre. Yo soy un tipo sincero que no sabe mentir, en lo único que miento es en la edad (ríe),  hay mucha envidia pero yo deseo que a todo el mundo le vaya bien. Me apena cuando no pueden reconocer que he logrado algo histórico y no es solo por mí. Yo invertí en mi país. No me fui a poner la plata afuera, la puse acá,  y no es que me haga el buenito, es la realidad. Si hubo obras que se enriquecieron con propuestas ajustadas, este año deberían invertir mucho más. Es mi forma de pensar, si el año pasado tuve 30 artistas en escena este año son 50. Y bien podrá haber hecho el show con la misma cantidad y nadie hubiese dicho nada. Y si el año que viene no cambio todo el show al menos trataré de convencer a un Antonio Gasalla».

-Gasalla fue jurado con vos del «Bailando» y su paso tuvo vaivenes ¿Cómo lo viviste vos? -No es fácil ser jurado. El primer año no la pasé muy bien, tal vez pagué el derecho de piso, pero el año pasado la pasé genial. Igual hay un tiempo para estar en ese lugar, yo no sé cuánto será el mío. Hay gente que tiene miedo de desaparecer de la tevé, pero yo para estar es porque me tiene que generar ganas. En la vida tampoco todo es plata.

-¿Cómo ves la temporada en general? -Todo artista que venga a Carlos Paz le tiene que prender velas. Hay que ser muy respetuoso de la gente que te abre el corazón y su casa para que vos vengas a trabajar. Muchos ganan hasta más dinero en el verano que  durante el año en televisión. Hacer temporada te da todo: prestigio, te permite mostrarte realmente como artista y además te da un dinero. El soberano es el que elige pero Carlos Paz aguanta mucho, muchos la subestiman pero me parece que hay lugar para todos.

-¿Habrá «Stravaganza 3»? -Seguro que va  a haber, pero ahora mi mente está en el Stravaganza de Buenos Aires, en el Circo Servian que debuta en Mendoza y acá donde recién ahora estoy comenzando a disfrutar del espectáculo.

Stravaganza, estados del tiempo. De martes a domingos a las 22 y 24. Teatro Luxor, Avenida Libertad 211, Carlos Paz. Entradas desde $ 205 a 305 a la venta por el sistema Autoentrada o al télefono 03541-430081. Beneficio Club La Voz: 25 % de descuento, más info en: www.clublavoz.com.ar

Belen Pouchan, la candidata a «Chica del Verano» «No hay en argentina una artista como ella, no hay nadie con esas características. Este año en chica del verano me gustaría que gane el talento y no la que muestre las tetas y arme escándalo. La gente tiene que conocerla por su talento y por lo que dio. Belen fue una gimnasta olímpica y bailarina y es una embajadora argentina que nos deja bien donde vaya», dijo Flavio.

Fuente: La Voz del Interior

Flavio, junto al lago San Roque, dice que hay gente “que tiene miedo de desaparecer de la tevé”, pero que él se motiva sólo si tiene ganas y le gusta el proyecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here