Florencia de la V habló sobre su "maternidad"

0
116

«Son muñecos», fueron las primeras palabras de Susana Giménez al ver a los mellizos de Florencia de la V, Paul Alexander e Isabella, que fueron a visitar a la diva. «Se cagó todo el pantaloncito blanco», se lamentó la actriz, y agregó: «Mirá qué flaca que estoy, no se me nota que fui madre hace un mes y medio, me salieron lindos». 

«Estoy poseída», dijo Susana y cargó al varoncito durante toda la entrevista. «Estoy enamorada, no duermo pero no me importa nada más en el mundo. No duermo nunca más, a veces duermen y a veces no. Con mellizos tenés siempre uno llorando”, le contó De la V, para después relatar una anécdota: “A los dos días lo tuve que llevar al control, el médico era un mexicano y me pregunta ‘¿cuánto tienen?’. ‘Dos días’, respondí. Y me dice ‘¿está así?’ y no me iba a poner a explicar”. 

Tras vivir un mes y medio en Los Ángeles, Flor llegó con sus hijos al país y, a pesar de los consejos, ella ya los está “malcriando”: “Los meto en la cama, no me importa nada, me los quiero comer a besos. No tienen horarios. Mi marido (Pablo Goycochea) es un San Cayetano, él se levanta porque yo a veces me hago la sorda”. 

“Durante el embarazo me sentía hermosa, contenta, escuchaba música, cantaba y ahora me doy cuenta por qué era. Me enteré enseguida pero yo me lo guardé que eran mellizos. A la mamá la elegimos con Pablo. Es muy difícil de entender para mucha gente. Como naturalmente no nací mujer, la clínica me proporciona un óvulo y buscamos un perfil parecido al mío. Yo quería un bebé mío que sea todo mío. Podían ser dos o más, yo hasta dos aceptaba. Ese óvulo se fecunda con el esperma del padre y se mete en la portadora, o sea en el vientre alquilado. La madre no tiene nada que ver genéticamente con los bebés”, explicó Flor. 

“En Estados Unidos no tienen este prejuicio que tenemos nosotros con la Iglesia. Yo tenía prejuicio al principio pero también muchas ganas de ser madre y a mí lo que me gusta es el mensaje de que todo se puede. Hay tanto opinólogo idiota… Yo sueño con un país en el que se puedan adoptar chicos también, pero hay mucha burocracia. ¿Vos creés que me hubieran dado un chico a mí?, nunca, nunca”, aseguró la artista. 

Sobre el final de la entrevista, el marido de Florencia se sentó en el living de Susana y ambos contaron que temieron por la salud de los bebés porque le médico los había llamado para comentarles sobre una mancha en una ecografía, aunque finalmente no fue nada grave. 

Mientras Susana seguía con Paul sobre su regazo dándole la mamadera, Florencia contaba que le mandó música a la mujer que cargó a sus bebés para que los nenes estén «estimulados» y aseguró que no se acostumbra a tener que cambiar tantas veces a los chicos. 

“Hay catálogos con perfiles sobre las chicas. La del óvulo tiene un alto nivel intelectual. Las dos son americanas pero media latinas. No pudimos entrar al parto porque fue cesárea, pero los entregaron apenas nacieron”, agregó la capocómica, y aseguró que llevará a sus hijos a Carlos Paz en el verano, donde se presentará con una comedia en su propio teatro, al cual llamó Melos. 

La actriz se emocionó hasta las lágrimas cuando la diva presentó un video con imágenes de sus bebés. «La Argentina me permitió a mí realizarme como persona. Este país a mí me dio todo. Se los agradezco de todo corazón. La gente tiene que soñar. Hay que intentarlo y si vos te caés te tenés que levantar y seguir. Los hijos son todo, es una alegría que no se compara con nada».

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here