Fracasó la negociación para levantar el paro de los aceiteros y siguen sin funcionar los puertos exportadores

0
444

Tras varias horas de intensas negociaciones en el Ministerio de Trabajo no se encontró una solución al conflicto en los puertos exportadores, que es llevado adelante por los trabajadores aceiteros y recibidores de granos, y que hasta el momento ha generado complicaciones en las exportaciones nacionales y en todo lo relacionado a la logística para trasladar la cosecha de trigo.

El paro, de acuerdo a la información aportada por el sector exportador, alcanza a 22 puertos, hay más de 18 buques sin poder cargar mercadería, y entre el miércoles y el viernes de la semana pasada cayó significativamente el ingreso de camiones a las terminales portuarias. Durante el último fin de semana un número importante de entidades de la cadena agroindustrial reclamaron una solución del conflicto.

En esta jornada se reunieron los integrantes de la Cámara de la Industria Aceitera, entidad que preside Gustavo Idígoras, con las autoridades de la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso y del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros del Departamento San Lorenzo (SOEA). A la reunión no fue convocada la Unión Recibidores de Granos (Urgara).

Tras el fracaso de las negociaciones en la cartera laboral con el sector empresario, uno de los gremios de aceiteros ya anunció que continúa con el paro por 24 horas en reclamo de una mejora salarial. El Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros del Departamento de San Lorenzo, en la provincia de Santa Fe, emitió un comunicado donde anuncia la continuidad de la protesta bajo la siguiente modalidad: planta parada, guardia mínima y presencia en los portones. Este martes, a las 16 hs se realizará una evaluación de la medida de fuerza y se definirán los pasos a seguir.

En un comunicado, la Cámara de la Industria Aceitera anunció el fracaso de las negociaciones, argumentando que los gremios “se presentaron con reclamos salariales aún superiores a los anteriores y no cumplieron con el pedido de levantamiento de las medidas formulado por los funcionarios gubernamentales, demostrando la falta de voluntad de diálogo”.

Además, se informó que no hubo avances para conformar una mesa de negociaciones “efectiva y real”, porque los gremios aceiteros aumentaron sus reclamos salariales. A todo esto, desde el sector privado advirtieron que “los gremios impidieron, lisa y llanamente, el ingreso de todo tipo de personal a las plantas industriales facultado para tomar medidas de seguridad para prevenir riesgos ambientales y daños a las instalaciones. Esas medidas exceden el legítimo ejercicio del derecho a huelga”, señalaron desde la Cámara.

Por último, resaltaron los esfuerzos realizados por los funcionarios del ministerio de Trabajo para solucionar el conflicto. Y agregaron: “La intransigencia sindical impidió alcanzar un acuerdo sobre bases razonables y de reconocimiento de la inflación en los salarios de los empleados aceiteros. Mientras tanto, otro perjuicio de la situación es la acumulación creciente de salarios caídos de sus representados por su estrategia negociadora”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here