Francisco llamó a «vencer la indiferencia»

0
290

En su mensaje de Año Nuevo, Francisco alertó ayer sobre los «ríos de miseria» y violencia que crecen en el mundo y pidió «vencer la indiferencia» para abrir «nuevos caminos» que alcancen acuerdos a los que no llegue la política.

En su primera misa del año, el Papa recordó «la multitud de formas de injusticia y de violencia que hieren cada día a la humanidad», una situación que tildó de «ríos de miseria».

«¿Cómo es posible que perdure la opresión del hombre contra el hombre, que la arrogancia del más fuerte continúe humillando al más débil, arrinconándolo en los márgenes más miserables de nuestro mundo?», cuestionó. También se preguntó «hasta cuándo la maldad humana seguirá sembrando la tierra de violencia y odio, que provocan tantas víctimas inocentes».

«¿Cómo puede ser éste un tiempo de plenitud, si ante nuestros ojos muchos hombres, mujeres y chicos siguen huyendo de la guerra, del hambre, de la persecución, dispuestos a arriesgar su vida con tal de que se respeten sus derechos fundamentales?», lamentó.

El papa argentino señaló que esta problemática, esta riada de violencia «alimentada por el pecado», no puede hacer nada «contra el océano de la misericordia», precepto al que ha consagrado su Año Santo Extraordinario.

«Todos estamos llamados a sumergirnos en este océano, a dejarnos regenerar para vencer la indiferencia que impide la solidaridad y salir de la falsa neutralidad que obstaculiza el compartir», animó.

En este sentido, defendió el rol que puede desempeñar la «fuerza de la fe», que, en su opinión, «siempre es capaz de abrir nuevos caminos a la razón» a los que «no pueden llegar la razón de los filósofos ni los acuerdos de la política».

Además, previo a la celebración de una misa y en el marco de los rituales del Jubileo, el Papa abrió ayer la Puerta Santa de la basílica romana Santa María la Mayor.

«La Puerta Santa que hemos abierto, en realidad, es una puerta de la misericordia. Cualquiera que cruza el umbral se llama a sumergirse en el amor misericordioso del Padre, con plena confianza y sin ningún miedo», afirmó en la homilía.

Agencias EFE y ANSA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here