El Gobierno estadounidense calificó de «deplorables» los hechos ocurridos en Venezuela

0
273
A demonstrator catches fire during clashes with riot police within a protest against Venezuelan President Nicolas Maduro, in Caracas on May 3, 2017. Venezuela's angry opposition rallied Wednesday vowing huge street protests against President Nicolas Maduro's plan to rewrite the constitution and accusing him of dodging elections to cling to power despite deadly unrest. / AFP PHOTO / RONALDO SCHEMIDT

El Gobierno de EEUU dijo que considera «deplorables» algunas acciones ocurridas en el marco de la actual crisis política en Venezuela y agregó que está vigilando «muy atentamente» la situación en ese país.

«Algunas de las acciones allí (en Venezuela) han sido deplorables y ciertamente es algo que estamos monitoreando muy atentamente», comentó en una rueda de prensa la portavoz adjunta de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

La vocera no entró en detalles y tampoco quiso comentar sobre posibles movimientos o conversaciones del Gobierno de EEUU con respecto a la situación en Venezuela.

El Departamento de Estado expresó el pasado martes su «profunda preocupación» por la intención del presidente venezolano, Nicolás Maduro, de convocar una Asamblea Constituyente para cambiar la Carta Magna y advirtió de que podría estudiar nuevas sanciones a funcionarios de Caracas a raíz de ese «paso atrás» en el país sudamericano.
Un día después, el secretario de Estado, Rex Tillerson, aseguró que confía en cooperar con países de Europa para «lograr avances» en la gestión de la crisis política en Venezuela.

Mientras, un grupo bipartidista de senadores estadounidenses presentó esta semana un nuevo proyecto de ley para imponer nuevas sanciones contra el Gobierno de Venezuela y exigir al Departamento de Estado que coordine un esfuerzo regional para atajar la crisis en ese país.

La propuesta de Maduro para convocar a una Asamblea Constituyente se produce en el marco de una ola de protestas antigubernamentales en Venezuela que ya duran más de un mes y han dejado un saldo de al menos 35 muertos, más de 700 heridos y cientos de detenidos.

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, el opositor Julio Borges, se reunió con el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, en Washington.
En un comunicado, el Parlamento venezolano señaló que Borges fue recibido en la Casa Blanca por Pence y el consejero Nacional de Seguridad de EEUU, general H.R. Mc Master, ante quienes planteó «la preocupación que hay en Venezuela por la grave crisis económica, política y social».

«Venezuela se ha convertido en un problema para toda la región y estamos solicitando que toda América Latina nos ayude a tener soluciones democráticas en el caso venezolano», expresó Borges, citado en la nota oficial, al tiempo que calificó la reunión como «un éxito y muy positiva».

Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here