Greta Thunberg viaja a Alemania para presionar sobre el cambio climático

0
87
Dos días antes de las legislativas en Alemania, miles de defensores del clima, movilizados por la activista sueca Greta Thunberg, buscan presionar a los candidatos con una manifestación el viernes en todo el país para exigir acciones decisivas contra el calentamiento global.

En la campaña electoral, «los partidos políticos no le han dado suficiente espacio a la catástrofe» climática, reclamó Luisa Neubauer, responsable en Alemania del movimiento Fridays for Future (Viernes para el Futuro).

«El gran cambio solo será posible si presionamos en la calle (…) si desafiamos a los partidos políticos a decir ‘ya no hay más excusas'», agregó, tras asegurar que estas elecciones son «extremadamente importantes» porque «marcarán el rumbo» de las próximas décadas.

La joven militante sueca Greta Thunberg, figura del movimiento, tiene previsto pronunciarse esta tarde frente al Reichstag, el Parlamento alemán.

Los sondeos anticipan una lucha cerrada entre los socialdemócratas, con 25% de las intenciones de voto, y los conservadores (CDU/CSU), que subieron a 23% en la última encuesta de Civey, divulgada el jueves.

Los Verdes, en una campaña considerada decepcionante, aparecen en la encuesta con 15% de las intenciones de voto, encima del partido libera con 12%.

Cuando los ambientalistas marcharán por la calle, los tres principales candidatos a la cancillería celebrarán sus últimos mítines de campaña, a dos días de estos cruciales comicios, con Europa muy atenta a los resultados.

El candidato de los conservadores, Armin Laschet, estará en Múnich al lado de la canciller Angela Merkel, quien dejará la escena política tras 16 años al frente de la primera economía europea.

Después de permanecer al margen de la campaña, en el último mes Merkel no ha escatimado esfuerzos por apoyar a Laschet, un político poco popular que ha dado numerosos pasos en falso.

Por su parte, el socialdemócrata Olaf Scholz, ministro de Finanzas y vicecanciller del gobierno saliente, visitará Colonia el viernes antes del cierre de campaña en Potsdam, donde disputa un mandato de diputado.

La verde Annalena Baerbock, mientras tanto, estará en Dusseldorf.

En sus programas electorales, los tres candidatos hicieron de la lucha climática una de las grandes prioridades para los cuatro próximos años, y se comprometieron a limitar el calentamiento global a 1,5 ºC. Un panorama importante dado a que el territorio alemán es la cuarta potencia económica mundial con grandes industrias contaminantes.

En plena campaña electoral, a mediados de julio, el país se vio golpeado por unas devastadores inundaciones que dejaron más de 180 muertos en el oeste del país y que, según los expertos, están directamente vinculadas al cambio climático.

Sin embargo, Greta Thunberg relativizó el alcance de las elecciones alemanas en la lucha contra el cambio climático en el mundo: «La crisis climática no puede ser resuelta únicamente por los partidos políticos».

«Nosotros no podemos solamente votar por el cambio, debemos también ser ciudadanos de democracia activos y marchar por la calle para reclamar acciones», agregó.

En un informe reciente, la ONU concluyó que reducir el calentamiento mundial a 1,5 ºC será imposible sin una masiva reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

El Acuerdo de París de 2015 sobre el clima llamó a limitar el calentamiento global a menos de 2 ºC, idealmente a 1,5 ºC. Sin embargo, «el mundo está en el camino catastrófico de 2,7 ºC», advirtió recientemente el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

Ámbito

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here