Hizo 500 kilómetros en su propio auto con el hígado que iba a recibir un familiar

0
216

Una familia chaqueña viajó con el órgano que le iban a trasplantar a uno de ellos en su auto particular. Lo llevaron en una conservadora de telgopor, sobre el asiento del vehículo. Fueron desde Resistencia hasta la ciudad de Santa Fe. Atravesaron 546 kilómetros, en un recorrido que suele llevar 7 horas. La increíble historia tuvo un final feliz: El paciente de 56 años fue trasplantado y sigue internado en una clínica de Santa Fe, a la espera de que el órgano sea aceptado por su cuerpo. Sin embargo, el tema generó polémica.

El hombre estaba en lista de espera por un hígado. El fin de semana pasado, le comunicaron desde Cucai Chaco -el centro de referencia provincial en ablación e implante de órganos que depende del Ministerio de Salud de la provincia- que había aparecido un donante.

La ablación del órgano se realizó en el hospital Perrando en Resistencia, Chaco. El tema es que, desde un principio, el paciente -cuya identidad no trascendió- fue anotado para hacer la operación de trasplante en la ciudad de Santa Fe, porque así se lo cubría su obra social. Entonces, tenían que trasladarse.

El hígado trasplantado fue llevado en una conservadora.

La ambulancia no llegó y se olvidaron el hígado

¿Por qué tuvieron que llevar el órgano en el auto? Según la familia, el tiempo pasaba, sintieron incertidumbre porque la ambulancia no llegaba y decidieron llevar al paciente por su cuenta.

La familia del trasplantado contó a medios locales que emprendieron el viaje desde Resistencia hacia la capital santafesina en dos automóviles. Pero que a pocos kilómetros recibieron la llamada de responsables del Cucai Chaco, quienes les comunicaron que, además, debían llevar el órgano. Entonces, decidieron seguir viaje con el paciente mientras el otro vehículo regresó a Resistencia a buscar el órgano. Desde allí lo llevaron a Santa Fe, sobre el asiento del auto.

“Para mí fue totalmente improcedente. Aparte, por cómo se dio todo ese día. Creo que debería ser un operativo más preparado”, dijo un sobrino del trasplantado en diálogo con Clarín.

El director de Cucai Chaco, Christian Dellera, sostuvo ante ellos que habían coordinado el traslado y negó que haya habido demoras y que hayan tenido que regresar a buscar el hígado.

“Ya teníamos una ambulancia disponible, esperando la confirmación de que tenía que salir con un equipo a trasladar un órgano o un órgano más un paciente hacia la ciudad de Santa Fe -indicó-. Es más, tenemos la constancia del contacto que tuvimos con la familia, interpuesta con el equipo de trasplante, en la que se coordinó que el traslado terrestre se diera en el vehículo particular del paciente”.

Dellera descartó además que le hayan pedido a la familia que regresara a Chaco. “Eso de los dos vehículos, que tuvieron que volverse, no fue lo que a nosotros nos habían manifestado. Ellos nos dijeron que mientras el paciente salía en el vehículo, el resto de la familia vino en otro vehículo a buscar el órgano y después se encontraban en la ruta”.

El trasplante fue todo un éxito.

El hígado en una conservadora

Agregó que la familia usó una conservadora de transporte de órganos, que adentro había un órgano que fue correctamente empaquetado y acondicionado, con el tiempo suficiente de refrigeración para que garantice el traslado, en este caso, de unos 600 kilómetros. Salvo la médica que era familiar del trasplantado, no los acompañó ningún otro profesional de la salud.

Dellera se refiere al caso como un hecho puntual. “Fue una situación excepcional. Porque en general, nosotros vamos a disponer de los medios de ambulancia”, señaló. Ante la consulta de si ya hubo otros viajes en vehículos particulares, responde que “fue la primera vez en Chaco”.

El transplante fue exitoso

El trasplante se hizo en la Clínica de Nefrología de Santa Fe. Su director médico, José Hugo Piedrabuena, dijo a Clarín que esta situación “no es lo habitual, no es común”.

“Para nosotros lo importante es trasplantar y para eso tenemos un tiempo. Necesitamos hacerlo y que el órgano sea trasplantado lo más rápido posible. Cuando tomé conocimiento de las circunstancias, como jefe de la Unidad de Trasplantes, estábamos dentro del tiempo adecuado. El órgano llegó con 24 horas de isquemia, en buen estado, de un donante de 17 años, y se realizó el trasplante con éxito”, concluyó.

Fuente: Clarín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here