Jair Bolsonaro, candidato a presidente de Brasil: «Los negros no sirven ni como reproductores»

0
253

Jair Bolsonaro, el político radical de derechas de Brasil que se proyecta como candidato a presidente en las elecciones del año que viene, fue condenado a pagar una multa por haber realizado comentarios racistas durante un evento político.

El fallo, que es de la última semana pero fue publicado hoy, sentenció a Bolsonaro, diputado nacional y miembro del derechista Partido Social Cristiano (PSC), a pagar una multa de 50.000 reales (algo más de 16.000 dólares) por los comentarios de índole racista que el político realizó sobre afrodescendientes durante un evento en el club Hebraica de Río de Janeiro.

Jair Bolsonaro, el «Donald Trump» brasileño. Famoso por sus declaraciones racistas. Twitter
En aquella oportunidad, Bolsonaro, de 62 años, afirmó ante una platea de empresarios, luego de haber visitado una reserva de descendientes de esclavos (que en Brasil se llaman «quilombolas») que «los afrodescendientes no hacen nada, creo que ni como reproductores sirven más», entre otros comentarios despectivos.

La jueza Frana Elizabeth Mendes, de la Justicia Federal de Río, aceptó la acusación de la Fiscalía contra el polémico político, quien se defendió argumentando que como diputado goza de fuero parlamentario y que estaba amparado por su derecho de ejercer la libertad de expresión.

En su sentencia, la magistrada expresó que el «reo profirió palabras ofensivas y de falta de respeto, que pueden causar daño moral», y además agregó que Bolsonaro como «parlamentario y siendo una persona de altísimo conocimiento público, tiene el deber de asumir una postura de más respeto para con los ciudadanos y grupos que representa».

Esta es la segunda vez que Bolsonaro, calificado como el «Donald Trump brasileño» por su populismo de derechas, es condenado a pagar una indemnización por daño moral debido a comentarios ofensivos.

Protesta contra la homofobia, el racismo y la discriminacion de Jair Bolsonaro. REUTERS
En agosto, el político fue sentenciado a pagarle 10.000 reales (3.150 dólares) a la política Maria do Rosário, del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), por haberle dicho que «no merecía ser violada» porque es «muy fea».

Sin embargo, Bolsonaro, que tampoco se priva en público de hacer comentarios machistas y homofóbicos, goza de gran popularidad en Brasil, ya que una encuesta publicada el domingo sobre intención de voto para presidente lo colocó en el segundo lugar, con 16% de preferencia del electorado, y solo sería derrotado por el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Agencia dpa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here