Jorge Triaca dijo que «la CGT no propuso nada» y alentó el diálogo por sectores con el sindicalismo

Paro nacional

0
162

El gobierno nacional reiteró este lunes que el «paro nacional no sirvió para nada para resolver los problemas» de la Argentina y de cara al futuro inmediato descartó la posibilidad de avanzar con una convocatoria formal a la CGT, aunque alentó el diálogo por separado con cada sector del mundo gremial.

Luego de la conferencia de prensa que ofreció la central obrera para analizar el paro nacional, el ministro de Trabajo Jorge Triaca dijo que «la CGT no ha planteado propuestas y la Argentina necesita de propuestas». En contraposición, admitió que Cambiemos no pondrá techo en la negociación de paritarias con los gremios.

Inmediatamente, el ministro aclaró que el Gobierno no tiene problemas en dialogar con la CGT, pero condicionó ese diálogo a que se de «siempre y cuando encontremos ese mecanismo por el cual podamos sostener lo que hemos hecho y que se entienda que el gobierno debe cuidar los recursos fiscales».

Triaca adelantó que por ahora no se prevé una convocatoria amplia y formal al pleno de la CGT. Sin embargo, dijo que el Ejecutivo encarará en lo inmediato charlas con diferentes sectores del sindicalismo. Así, comenzará el diálogo con el sector automotriz, grupos gremiales de la energía renovable y otros sectores afines a la producción.

El ministro de Trabajo ofreció una conferencia de prensa en la Casa Rosada tras reunirse por más de una hora con el presidente Mauricio Macri para analizar el impacto de la medida de fuerza.

«Muchos gremialistas hablan como dirigentes políticos y no como dirigentes sindicales», expresó Triaca. A la vez, entendió que «hay actitudes poco democráticas de algunos dirigentes gremiales» al evaluar las declaraciones beligerantes que lanzó hoy el gremialista ferroviario Rubén «Pollo» Sobrero, quien alentó a «seguir el plan de lucha hasta que caiga el gobierno».

Cuando habló sobre la lectura que hace la CGT de que el gobierno tiene un modelo de especulación financiera como eje de gestión, Triaca remarcó: «Si hubiese existido ese modelo que dicen no hubiese existido la creación de 700.000 puestos de trabajo y un crecimiento del 3,6% de la economía. Los datos hay que verlos y mirarlos con la realidad».

Para encarar una mesa de diálogo por sectores, el ministro de Trabajo cree que esto requerirá de una «discusión seria con números en la mano». Y remarcó que «muchos ven esto como una contienda política y cree que hay que volver al pasado».

Para el funcionario, en los dos últimos años se avanzó en negociaciones paritarias libres y en la creación de más de 700.000 puestos de trabajo y en cláusulas gatillo para discutir salario y dar mayor garantías ante el aumento de inflación. Ante todo esto, respondió a la CGT al sostener que «decir que nada se ha resuelto en la Argentina es una exageración».

Unas horas antes de que hablara Triaca, Macri había dicho desde Tandil que «el paro no contribuye en nada». Luego remarcó: «No veo que haya habido un Gobierno en décadas con tanta preocupación por el empleo, por el trabajador, por generar oportunidades, por fortalecer los empleos que tenemos y generar nuevos; hay que seguir haciendo lo que venimos en conjunto realizando, sentados en una mesa de productividad».

Por otra parte, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, expresó a Infobae que el paro fue contundente en la Capital y Gran Buenos Aires aunque dijo que en el interior tuvo menor el acatamiento. «Debemos seguir la agenda de trabajo y diálogo que plantea el gobierno», dijo el ministro del Interior quien se reunirá mañana con referentes de la UOCRA por el avance de la obra pública en todo el país.

A la vez, el gobierno optó por agudizar las diferencias entre el gremialismo que responde a la CGT y las izquierda o movimientos sociales que adhirieron al paro con cortes de calles y accesos a la ciudad.

Desde el sindicalismo vinculado a la CGT cuestionaron duramente la metodología de los cortes de accesos a la ciudad y se diferenciaron de la izquierda en este esquema de lucha.

Omar Plaini, el secretario del gremio de Canillitas e integrante de la CGT dijo que «los cortes de calles y accesos la ciudad ensucian el paro y no sirven para nada». De esta manera, los gremios alineados en la CGT salieron a diferenciarse de los grupos de izquierda y de los piqueteros.

«La izquierda no ayuda en nada con los cortes. No compartimos esta metodología de lucha. El paro fue muy contundente y no necesitaba de cortes de calles», dijo Plaini al cuestionar los piquetes que hicieron en más siete puntos de la ciudad de Buenos Aires los grupos de izquierda y de los movimientos sociales.

A la vez, el diputado del Frente de Izquierda Nicolás del Caño destacó que la decisión de cortar calles y accesos a la ciudad se hizo para «evitar un paro dominguero» y plantear un «plan de lucha visible contra la patronal que exortsiona a los trabajadores descontando días si no concurren a sus puestos de trabajo».

En este contexto, el ministro de Trabajo calificó como «un delito federal» los cortes de calles y deslizó que se trató de «medidas extorsivas» contra los trabajadores que libremente optaron por ir a sus puestos de trabajo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here