Juana Gallegos: «Pusieron en peligro nuestros cimientos y con un nudo en la garganta comenzamos la dura tarea de reconstruirnos»

0
328

En la ceremonia de apertura del Ciclo Lectivo 2020 del Instituto «Camino de Esperanza» de Asaim, que se desarrolló con el lema: «Erase una vez un nuevo comienzo, una nueva aventura, una maravillosa oportunidad», su directora Juana Gallegos agradeció a la comunidad por la solidaridad y compromiso asumido para poner de pie a la institución.

Durante su discurso, la docente señaló: «Podemos decir que este es un nuevo comienzo. Circunstancias pasaron y pusieron en peligro nuestros cimientos y eso significó una situación de emergencia que  en un primer momento tuvo un efecto devastador. Luego nos pusimos en marcha y con un nudo en la garganta comenzamos la dura tarea de reconstruirnos».

Más adelante señaló: «Una mención especial merecen la acción de los Bomberos Voluntarios de La Banda y Santiago del Estero quienes alertados por los vecinos llegaron inmediatamente, a la policía, a la gente de Alerta Banda que trabajó mañana y tarde para poder retirar todo lo que había producido el incendio. Podría pasarme toda la mañana nombrando a todas las personas, vecinos, padres, al personal de maestranza que ha tenido un arduo trabajo en todo este período para que la escuela este en condiciones hoy».

También agradeció a la Comisión Directiva por las gestiones realizadas para conseguir lo necesario; a las organizaciones oficiales, religiosas, deportivas, culturales, sociales y personas que desde el anonimato se han organizado de alguna manera para hacer llegar su ayuda.

«Todo nos impulsa a seguir con mayor convicción por ello iniciamos en término el Ciclo Lectivo 2020 como en todo el país. En el año del Bicentenario de la Autonomía Provincial abrimos las puertas para recibir a nuestros estudiantes quienes deben asumir el compromiso de esforzarse  para adquirir los conocimientos y habilidades correspondientes a los planes de estudio de sus profesores. Hay que mostrar empeño, fortaleza por que educarse es la única manera que las personas tienen  para salir de situaciones de opresión y desigualdad», indicó.

 

Aún falta mucho por hacer

Foto gentileza Jorge Emir Llugdar

Raúl Garay, integrante de la Comisión Directiva de Asaim en diálogo con LA BANDA DIARIO  se mostró satisfecho por haber alcanzado el objetivo de concretar la apertura del ciclo lectivo en el Instituto Camino de Esperanza, sin embargo comentó que aún falta mucho por hacer.

«Luego de lo sucedido, el día 26 (al día siguiente del incendio) comenzamos a limpiar y no sabíamos que hacer y cómo lo íbamos a hacer. A medida que pasaron los días y al ir descubriendo las verdaderas pérdidas iniciamos las reparaciones de las  instalaciones eléctricas, luego con refacciones en las paredes, la quita del cielorraso, la pintura, entre otras tantas acciones», especificó.

En ese contexto señaló: «Aún así faltan algunas cosas como los vidrios que son laminados  y al ser un poquito caros no los hemos podido adquirir, pero confío que pronto vamos a tenerlos y lo vamos a colocar».

«Lo que no hemos podido recuperar nada son los equipos informáticos y la combi que es una herramienta de trabajo sumamente importante para nosotros. Pero, nuestro primer objetivo era empezar las clases con la institución ya arreglada y en condiciones óptimas para ser  utilizadas por los chicos», expuso.

Respecto a la solidaridad manifestada por la comunidad, Garay manifestó: «Nos sorprendimos gratamente por todo lo que colaboraron. Primero nos hicieron llegar elementos de limpieza, luego pintura y distintas herramientas. Desde el municipio, nos enviaron gente de Obras Públicas para evaluar las condiciones del edificio y eso derivó en la entrega  de un subsidio que nos sirve para cubrir parte de las deudas contraídas para reconstruir la escuela».

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here