La Argentina está “regalada” para los turistas extranjeros

0
219

La “prueba piloto” del gobierno argentino para atraer turismo del exterior, en particular de Brasil, inicialmente a Buenos Aires, tiene a su favor unos precios y un valor del dólar que hace que la Argentina esté “regalada” para quienes vienen con divisas en la mano.

Así lo refleja un estudio de la Consultora Focus Market, que hizo una comparación de precios de la Argentina con los de Uruguay, Chile y Brasil, convirtiéndolos al tipo de cambio del “dólar libre”, que es el que vale como referencia para quienes ingresen con divisas en la mano y estén dispuestas a cambiarlas o a pagar directamente con ellas sus consumos.

Por caso, el informe precisa que un vestido de mujer de primera marca, considerando un dólar de $ 169, que fue el valor al que cerró el viernes el tipo de cambio “blue”, cuesta USD 37,56 en Uruguay, USD 28,64 en Chile y USD 29,96 en Brasil, contra USD 17,14 en la Argentina. Esto significa que, para un turista uruguayo el bien resultará 54% más barato que en su país, a alguien de Chile 40% más barato y a alguien de Brasil 43% más barato.

El ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, quien impulsó esta “prueba piloto”, apuesta al arribo de unos 100.000 turistas brasileños que, calculando una estadía promedio de cuatro días, podrían dejar unos USD 200 millones en la Argentina.

Otras comparaciones

El precio en dólares de un par de zapatillas deportivas es en la Argentina la mitad que en Brasil. Y la diferencia es aùn mayor respecto de Chile y UruguayEl informe parece sustentar esa apuesta. “El sector Turismo tiene una representación de un poco más de 10 % del PBI en Argentina. Es el cuarto sector con mayor generación de divisas para nuestro país y encuentra frente a la devaluación del peso frente al dólar una oportunidad de atractivo de Tour de Compras a la inversa: mientras en años anteriores eran los argentinos quienes vacacionaban en los países limítrofes debido a la conveniencia de precios de alquiler de hotel, servicios turísticos, gastronomía y bienes ahora son los extranjeros quienes encontrarán en Argentina precios de hasta el 70 % inferior en dólares de los que pagan por los mismos servicios y bienes en sus propios países”, dijo Damián di Pace, director de Focus Market.

En el caso de un par de zapatillas deportivas, el informe relevó que el precio en dólares para un brasileño en Brasil es de USD 58,15, contra prácticamente la mitad que le costaría comprarla en la Argentina. Las diferencias son aún más pronunciadas respecto de Chile y algo menos respecto de Uruguay.

En el caso de un jean de primera marca, el precio promedio en dólares en la Argentina relevado por la consultora es de USD 21,14, un 40% más barato que lo que cuesta en dólares en Brasil y nada menos que 69% menos de lo que cuesta en Uruguay.

Uno de los atractivos más decisivos para el turismo brasileño es el de la gastronomía: un menú de dos platos más postre, según un promedio estimado por Focus Market, le costará al turista USD 9,14, contra USD 17,80 que le sale en su país si se trata de un turista brasileño, USD 35,21 a un turista uruguayo y USD 44,49 a un turista chileno. Tratándose de un consumo recurrente y de lo mucho que atrae que la carne y el vino argentinos atraen a los turistas brasileños, todo indica que es un fuerte factor de atracción.

Incluso el precio de un celular de 128 Gigas, precisó el informe de Focus Market, un bien y un rubro que en la Argentina fue bastante más costoso en la Argentina que, por caso, en Chile, los USD 590 promedio de ahora resulta un precio 24% más barato que los USD 728 que cuesta en Brasil, los 777 USD que cuesta en Chile y los USD 899 que cuesta en Uruguay.

En la presentación que realizó junto a Fernando Straface, secretario general y de Relaciones Internacionales del gobierno porteño cuando anunció la “prueba piloto”, Lammens señaló que si el plan funciona se podrán abrir más las fronteras “con los cuidados correspondientes”. Los cuidados incluyen que los turistas ingresantes deben presentar tests PCR negativos, declaración jurada de que no tienen síntomas de COVID-19 y aceptar que se les tome la temperatura al bajar del avión que los trae a la Argentina.

Lammens dijo que hay pedidos de otros países de América Latina para sumarse a la experiencia piloto, en tanto Straface la presentó un paso para “vivir con esta nueva normalidad, convivir con el virus, y parte de la convivencia es darle vida a un sector tan importante como el turismo”.

El funcionario porteño dijo que a los turistas que arriben a Ezeiza se les hará también una prueba de saliva y que completado ese paso podrán ir a sus lugares de residencia, pero como habrán dejado los datos “vamos a estar en condiciones de rastrearlos” si dieran positivo.

En la Ciudad, podrán alojarse en los hoteles habilitados y disfrutar de los circuitos gastronómicos, de compras y turísticos, incluidos los Museos. En 2019, año record histórico, Buenos Aires había recibido 3 millones de turistas extranjeros.

A mediados de octubre ya se realizó una prueba piloto de turismo en Bariloche y el ministerio de Turismo ya recibió pedidos de otras localidades del país. En particular, Lammens comentó que habló al respecto con el gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, sede del Parque Nacional y de las Cataratas del Iguazú, uno de los principales atractivos internacionales de la Argentina, así como el Glaciar Perito Moreno y otros lugares de la extensa y variada geografía argentina. Para varias localidades del interior, el turismo es una actividad que define, casi, la viabilidad del lugar, al menos para sostener sus actuales niveles de población.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here