La Cámara Argentina de Comercio presentó una propuesta al Gobierno para salir de la crisis

0
181
La Cámara Argentina de Comercio y Servicios le presentó a Presidencia un escrito con propuestas de políticas públicas para mejorar el sector tras la pandemia. Ámbito habló con Mario Grinman, secretario de la entidad, quien repasó la importancia de generar una estabilidad económica, un marco laboral, tributario y legal adecuado, y la búsqueda de ampliar el financiamiento para las empresas.

El informe presentado busca exponer un conjunto de propuestas dirigidas a recuperar “la actividad económica y social de nuestro país”. Al respecto se plantea la necesidad de crear un plan de estabilización económica pospandemia para resolver la “estabilidad en las principales variables tales como la tasa de inflación, la tasa de interés y el tipo de cambio”.

Mario Grinman, secretario de la entidad, analizó con Ámbito cómo se encontraba el sector previo a la pandemia por coronavirus: “Venimos de dos años de recesión y estancamiento de ventas con una caída entre 12% y 15% de unidades que es muy significativa. Estábamos mal. El sector de comercio y servicio sin embargo fue uno de los que menos cantidad de empleo perdió. En 2017 elaboramos un documento sobre el costo argentino que se lo entregamos al gobierno anterior donde resaltamos los costos laborales, y la alta presión tributaria que nos dejaban fuera de competitividad. Por costo laboral no hablamos de salario, sino que, además del dinero que los empleados se meten en el bolsillo, hay una carga monstruosa que hace que todo sea inviable. Hay una presión tributaria 70%; como decimos se trabaja siete meses al año para pagar a los fiscos”.

El texto de la CAC sostiene que el sistema tiene las siguientes características: exceso de carga tributaria, emergencia que se convierte en permanencia, superposición con los tributos subnacionales, complejidad, inestabilidad reglamentaria, notorio avance sobre los derechos de los contribuyentes, carencia de apoyos a las pymes, las economías regionales y la productividad, desaliento a las exportaciones y financiamiento de la actividad pública por medio de las percepciones, anticipos y retenciones, con un pronunciado sesgo de prescindir de la capacidad contributiva. «En definitiva, no es un sistema tributario, es un sistema de recaudación” explica.

Al respecto Mario Grinman le comentó a Ámbito“En la propuesta al gobierno nacional con poco más de 50 páginas hay varias propuestas en desarrollo de metas que planteamos como la estabilidad macroeconomía y el crecimiento de inversiones. Hay que crear los instrumentos como por ejemplo corregir tributos como el ingreso bruto y bajarlos. En estos momentos hay 160 de los cuales 10 explican el 95 por ciento de lo recaudado. Argentina como esta no puede seguir. Necesitamos hacer crecer cosas distintas.Los recursos de Nación, Provincia y Municipio están desfasados. Tenemos un gasto público fenomenal. Se pasó de de 2 millones de empleados públicos a 4 millones y se financia con impuestos. Hay una carga tributaria fenomenal y casi 60% se atrasó en el pago de los impuestos”.

En uno de los puntos del informe se sostiene la importancia de ampliar el sistema financiero y crediticio en Argentina, al respecto se sostuvo: “La inclusión financiera es absolutamente deficiente en todas sus dimensiones. Alcanzar el promedio latinoamericano del 56,5% del PBI (Argentina poseía el 16%, hoy no llega al 10%), puede llevarnos aproximadamente diez años. Para ello la previsibilidad es fundamental, así como el desarrollo de un mercado de capitales robusto que complemente y, en su caso, supere al sistema financiero”.

“El sector privado necesita financiamiento aquí y en cualquier parte del mundo. Argentina no tiene mercado de ahorro interno ni tampoco hay crédito interno ni externo ni credibilidad de la moneda. Estamos en el peor de los mundos. Lo que está haciendo el gobierno es emitir para que no falte dinero pero este mecanismo tiene un límite. No hay entrada de divisas genuina, que son los dólares, porque se dificultan las transacciones comerciales al tratar de exportar con las retenciones. Hay que generar divisas no se puede seguir financiando proyectos con papelitos de colores” explicó Mario Grinman.

Otro de los puntos fuertemente marcados en el informe fue la necesidad de reducción del gasto social y el déficit fiscal, al respecto el secretario de la entidad le dijo a este medio: “No se puede vivir con déficit fiscal porque en 100 años solo en siete oportunidades tuvimos equilibrio fiscal, lo que genera que vivamos endeudados. Es igual que si en una familia sale más dinero que no entra. Hay que solucionar el déficit fiscal y el gasto público que en estos momentos es el 80% representa jubilación y pago de empleados. El exceso de carga tributaria genera un desaliento de inversiones además de las retenciones y también hay una excesiva conflictividad tributaria laboral”.

Sobre la legislación laboral, el secretario de la CAC explicó: “Hay que ponerse a trabajar dejando de lado los intereses sectoriales. Necesitamos un país moderno. Este marco laboral está pensando para la revolución industrial. No se trata de como pensar en quitar derechos adquiridos; de ninguna manera. Los sindicalistas están defendiendo no solo sus recursos sindicales sino al 45% de los que están trabajando en la formalidad pero hay 55% de trabajadores que no están registrados. Necesitamos un marco laboral que incentive y motive a crear nuevas fuentes de trabajo. Ahora está la doble indemnización y la prohibición de despido que impide que se cree trabajo formal. Somos expertos en inventar cosas que no funcionan”.

Por último, habló sobre la reciente ley aprobada por el Congreso Nacional que regula el Teletrabajo: “Es una gran frustración que el Congreso Nacional con una rapidez inusitada aprobó un tema que no es importante porque estaba contemplado en la ley de contrato de trabajo y estaba funcionando bien. Terminó siendo una porquería porque es inviable. No tuvieron en cuenta las objeciones de las cámaras empresarias que hicimos en Diputados y en Senadores no nos querían escuchar. Se necesitan normas equilibradas para favorecer a todos porque esto tampoco favorece al empleado ni a la creación de nuevos empleos”.

Sobre qué expectativas posee la cámara con el presidente Alberto Fernández sobre la recepción de estas propuestas Grinman dijo que “tenemos diálogo permanente aunque no todos pensemos todos igual”. “Cuando no hacen las cosas bien hacemos un documento porque esta no es una cámara de protesta sino de propuestas” agregó. “A Mauricio Macri le entregamos en 2017 un documento de 183 páginas que tenía que ver con el costo argentino pero nunca nos recibió. Después se lo hicimos llegar a Marcos Peña que creemos que quedó guardado en un cajón. Esperemos que este trabajo que está realizado con la mejor buena voluntad aporte para el crecimiento de todos los argentinos. No somos los dueños de la verdad pero aportamos desde más de 100 años de experiencia”.

Solange Rial/Ámbito

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here