La Chepi se quebró al hablar de su dura historia de vida

0
180

Los participantes más flojos de la semana, Georgina Barbarossa, Dani La Chepi, Juanse, María O’Donnell, Carmen Barbieri y Andrea Rincón, se enfrentaron en un jueves de última chance a un desafío de extremos, para evitar ir a la temida gala de eliminación.

El objetivo en principio parecía ser el anhelo de cualquier participante: era elaborar un plato libre. Debían seguir cuatro requisitos: cada preparación tenía que tener una parte frita, una parte hervida y una parte sellada o salteada.

Sin embargo, al regreso del mercado se enteraron del cuarto requisito: para todo el desafío, solo podían usar tres utensilios, una sartén, una cuchara de madera y una cuchilla.

A pesar de la exigencia del requisito, el desafío despertó recuerdos y emociones entre los participantes.

Uno de ellos fue Dani la Chepi, que conectó con un momento particular de su vida: en 2015 se quedó sin trabajo tuvo que vender todo, incluido lo que había en la cocina, para poder darle de comer a su hija y salir adelante.

Para ella, cocinar con apenas tres elementos no era algo que no hubiera experimentad. ”Sabés el hambre que pasé yo, bebu”, le dijo a Santiago del Moro.

“En el 2015 me echaron de una radio y de la miseria que estaba pasando me dije ‘me voy a empezar a hacer videos y voy a ser mi propia manager’”, recordó.

Y reflexionó: “Si no me hubiesen echado me quedaba ahí sentada, total yo tenía mi sueldito”, dando a entender que sin aquello no hubiera existido nada de lo que vino después, como su experiencia en Masterchef.

A pesar de todo, no fue el único momento difícil en la vida de la influencer: “Nosotros no éramos pobres, pero sí una familia humilde. A mi viejo no le pagaban en la fiambrería y traía abajo de la campera de gamuza y sacaba quesos y otras cosas para que nosotros morfáramos”, evocó y se emocionó al recordar a su padre.

“Cuando pasas esas cosas, ¿de qué te vas a quejar?”, agregó.

Y dejó un sentido mensaje de reflexión: “De las miserias se sale y los argentinos somos sobrevivientes. Nos vamos a quedar sin laburo veinte mil veces, vos yo y el que está mirando”, concluyó.

“Tenés unas ganas, una fuerza y unos ovarios gigantes”, la alagó Santiago del Moro.

Para cerrar, la influencer preparó un plato que suele prepararle a su hija y que llamó naturalmente Isabella: un pollo al champignon (sellado) con papas y batatas (hervidas) y panceta (frita) que tuvo buenas devoluciones del jurado.

Donato interpretó a la perfección el sentido de su preparación y agradeció por el sabor a hogar, lo que motivó una nueva emoción en los ojos de La Chepi. “No sé si es el mejor técnicamente, pero es el que más me emocionó a mí”, coincidió Martitegui.

Cuando Del Moro le preguntó sobre su hija, La Chepi respondió: «Ella está muy orgullosa y lo más lindo es darle el ejemplo de que podés hacer todo lo que quieras. Yo no sabía hacer nada”; reconoció la participante».

Lamentablemente, a pesar de los elogios, no alcanzó para evitar la sentencia y la influencer pasó al domingo de eliminación.

Cadena 3

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here