La comunidad de La Salette celebró el Miércoles de Ceniza

0
131
Foto gentileza Mónica Aguilera.

La comunidad de la parroquia Nuestra Señora de La Salette celebró el Miércoles de Ceniza y con él el inicio del tiempo de Cuaresma en un templo totalmente colmado de fieles.

Durante la santa misa, el párroco concretó la tradicional imposición de las cenizas destacando que a  través de ellas «se nos recuerda que nuestra vida en la tierra es pasajera y que nuestra vida definitiva se encuentra en el Cielo».

Asimismo señaló a los presentes que la Cuaresma comienza con el Miércoles de Ceniza y es un tiempo de oración, penitencia y ayuno. Cuarenta días que la Iglesia marca para la conversión del corazón.

Destacó además que la Cuaresma es “un tiempo de verdad profunda, que convierte, da esperanza y pone todo en su justo lugar. El signo penitencial de la ceniza que se impone en la cabeza de quienes inician el camino cuaresmal es un gesto de humildad, que significa: reconozco lo que soy, una criatura frágil, hecha de tierra y destinada a la tierra, pero hecha también a imagen de Dios y destinada a Él”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here