La decisión especial que tomó Gustavo Alfaro en la lista de concentrados de Boca para el primer choque con River por Copa Libertadores

0
192

Con el empate por 1-1 obtenido ante Newell’s en la Bombonera el sábado por la noche, Boca ya se encuentra con la mente puesta de lleno en el primer choque frente a River por las semifinales de la Copa Libertadores. Es así que el entrenador Gustavo Alfaro tomó una especial decisión a la hora de confirmar la lista de concentrados para el choque del próximo martes en el Monumental.

Lechuga sabe que el cotejo que tiene por delante es el más importante que afrontará desde su llegada al Xeneize, no solo porque se juega el pase a la final del certamen internacional, sino también porque enfrente está su acérrimo rival. De esta manera, con la intención de no dar ventajas, de reforzar la unión del grupo -y de despistar a los de la vereda de enfrente-, el DT convocó 25 jugadores para el duelo ante el Millonario.

El número de presentes en la nómina sorprende, teniendo en cuenta que la lista de buena fe entregada por el Xeneize a principio del torneo (y luego modificada con las incorporaciones) es de 30 nombres. Alfaro solo descartó cuatro futbolistas. Ellos son: el arquero Manuel Roffo, Kevin Mac Allister, Santiago Ramos Mingo y Agustín Sánchez. El cupo restante pertenece a Nahitan Nandez, quien se marchó al Cagliari, pero nunca fue borrado de la plantilla.

A los 23 que el cuerpo técnico había concentrado para el cotejo ante la Lepra, el entrenador decidió sumar a Paolo Goltz y al italiano Daniele De Rossi. Claro que, para el día del partido, Alfaro tendrá que escoger 18, los once titulares y los siete suplentes; por lo que siete jugadores verán el partido desde la tribuna.

Entre los designados a concentrarse en Ezeiza se destacan las inclusiones del mencionado De Rossi, Mauro Zárate, Ramón Ábila y Eduardo Salvio. El Romano parece haberse recuperado de una distensión en el isquiotibial derecho que sufrió hace diez días, y estará disponible aunque sin ritmo en los últimos partidos. Zárate y Wanchope también vienen de lesiones, pero sumaron minutos en la Bombonera el sábado por la noche por lo que todo indica que estarán dentro del plan de Alfaro para el Superclásico. El Toto sufrió un desprendimiento de la cicatriz en el isquiotibial izquierdo que se había rehabilitado en las últimas horas, y su presencia ante River está en duda, sin embargo desde Boca esperarán hasta último minuto por la recuperación del ex Benfica.

Boca disputará los primeros 90 minutos de esta fase ante River el próximo 1° de octubre en el Estadio Antonio V. Liberti, desde las 21.30; mientras que la revancha será en el Alberto J. Armando, el martes 22 en el mismo horario. Quien se quede con la llave accederá de manera inmediata a la final única en el Estadio Nacional de Santiago de Chile el sábado 23 de noviembre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here