La docente atacada en la Escuela Normal: «Mi hija estaba a punto de quedarse sin madre»

0
479

La docente Roxana Alejandra Díaz, vice directora del nivel primario de la Escuela Normal «Doctor José Benjamín Gorostiaga», quien fue agredida brutalmente por un adolescente de 14 (estudiante de la casa de estudios), se refirió al lamentable episodio que vivió en la mañana de este jueves. «Mi hija estaba a punto de quedarse sin madre», consignó la autoridad del establecimiento educativo.

En diálogo con Radio Panorama Alejandra Díaz contó que la jornada transcurría de manera normal y que alrededor de las 08.20 horas, «se siente un ruido estruendoso, tenemos mucho personal trabajando albañiles, pintores; temiendo que fuera un accidente salí a ver que ocurría».

Más adelante precisó que observó a un chico que salía desde el interior de un SUM, «se me acercó, y eso me generó desconfianza, me pareció raro».

Díaz acotó que ella lo conoce al adolescente, ya que fue alumno suyo en quinto grado de la Escuela Normal, «nunca ha tenido una situación de agresión, era dulce, cariñoso».

Sin embargo en la mañana de este miércoles, «lo vi con otra mirada, y él no era el de siempre. Atino a correrme, tenía un buzo con capucha, y sus manos en el bolsillo del buzo; cuando me corro advierto que tenía un cuchillo, al sentirse descubierto me atacó. No me dijo ninguna palabra. Me quiso apuñalar en el abdomen, tengo rota la chaqueta. Pero me hirió en el brazo derecho las veces que pudo».

A la vez expuso, «quería herirme en el cuello o el abdomen, yo sólo atiné a contenerlo. Lo único que quería era sostenerlo para que no siga agrediendo, no le dije nada, él tampoco me habló».

Alejandra Díaz tiene 23 años de servicio en la docencia y aseguró que nunca le tocó vivir una situación similar ni como testigo. «Es muy dolorso, angustiante, tengo una crisis de angustia a parte de los dolores físicos. Estoy viva para contarlo. Mi hija estaba a punto de quedarse sin madre».

Finalmente y en relación a la actitud del menor mencionó, «no lo juzgo al niño, es un niño, pero yo también merezco protección».

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here