La ironía de Diego Torres: «Hay una vocación nueva que es ser famoso ¿no?»

0
295

«Arrancamos realmente muy bien y eso te da tranquilidad. Estamos felices», dijo Diego Torres sobre los primeros shows que realizó en el Teatro Gran Rex para presentar su último disco, Buena Vida. Ahora se viene la segunda parte de la serie de conciertos: actuará el 4, 5, 6, 17, 18 y 19 de mayo y antes de volver al escenario de la calle Corrientes habló con Teleshow. Frente a cámara, el músico argentino habló de cómo su día a día marcó el trabajo discográfico recientemente editado. «A través de algunas canciones habla de aspectos cotidianos», señaló y agregó que eso lo inspiró para el título: «Como el disco habla de muchas miradas sobre la vida me pareció que Buena Vida en definitiva era el resultado que proponía ¿no? Porque también habla de que en la vida se sufre. Tiene momentos dolorosos, pero también hay momentos de felicidad. Bueno, son un poco los ciclos que la vida tiene. Pero bueno, es una buena vida».

Si hubo un cambio en la vida del cantante y actor fue la llegada de Nina, fruto de su relación con la modelo Débora Bello. Su nacimiento en marzo de 2013 marcó un antes y después en sus jornadas. Su hija de 3 años es todo para él. ¿Qué se imagina para su futuro?

– Nina es chiquitita todavía, ¿qué pasa si viene dentro de 15 años y te dice «Papá, quiero ir al Bailando»?

— No sé, yo creo que es dueña de hacer de su vida lo que quiera. Yo no sé si la vocación de ella va a ser ir al Bailando, yo creo que la vocación va a ser quiero cantar, quiero bailar, quiero desempeñarme como médica, quiero estudiar abogacía.

— Ok, saliendo del Bailando, ¿el camino del arte, con dos papás famosos, te gustaría para ella? Más allá de que ella vaya a elegir, ¿no? ¿O es costoso el recorrido y si pudieras evitárselo la protegerías?

— No, no, que ella tenga la vocación que quiera. Hoy hay una vocación nueva que es ser famoso ¿no? Y a mí lo que me importa es que ella quiera hacer algo que le guste, sea médica como te decía, sea bailarina o cantante. Lo que quiera ser que lo haga con vocación y con pasión, no porque quiera ser famosa. Eso es algo que a veces confunde. Nuestro trabajo es de exposición y eso sí te da una fama, una resonancia, una respuesta de la gente pero no es el objetivo número 1. Uno canta para llegar con las canciones a la gente y está buenísimo cuando te acompañan, vibran con tus canciones, se conectan. Está buenísimo cuando haces una película y muchos la van a ver. Porque hay un motivo antes, es una consecuencia y un medio que justifica el fin.

— ¿Extrañas actuar? ¿Tenes ganas de volver o no?

— Siempre, el actor está ahí presente como el músico o el cantor. De hecho estoy ahí con un proyecto de cine que hay que darle el tiempo porque siempre el cine tiene sus tiempos. Así que esa es la idea, poder disfrutar, vivir de los dos oficios que me dan mucho placer.

— Pero, por ejemplo, si hoy te llama Suar para protagonizar una tira nueva, ¿te meterías en algo de eso?

— No, hoy protagonizar una tira se me haría difícil porque no puedo estar un año grabando. En este momento le tengo que dedicar mucho tiempo a los viajes, a las giras, a conciertos, acá, allá. Después de un largo tiempo donde estuve haciendo una tira, estuve haciendo una película. Cuando aparece un proyecto de repente de una película que te demanda un par de semanas, que el tiempo es más acotado, así se puede meter en el calendario.

La noche en la que Diego Torres abrió la serie de shows en el Teatro Gran Rex cinco personas murieron luego de asistir a la fiesta electrónica Time Warp. Supuestamente fue por consumo de éxtasis y otras sustancias. En la entrevista, Torres opinó de toda la polémica que se generó luego de esa tragedia.

— A partir de eso surgió una discusión que va de un extremo absolutamente prohibicionista a discutir nuevamente la legalización del consumo. ¿Dónde te encontras entre estos dos extremos?

— Me parece que acá se mezclan muchas cosas. Hace rato que aparecieron las drogas sintéticas y que son peligrosas porque no sabés qué tienen adentro. Me acuerdo de mi querido compañero del colegio y amigo Juan Castro. Hizo un trabajo muy interesante en su último programa donde hablaba de la ketamina, anestésico para caballos, y los comparaba de cómo dormía un caballo en 10 segundos. Y muchos chicos vienen tomando esa sustancia. Hoy esas drogas sintéticas tienen una peligrosidad grande porque no sabés de qué están compuestas. No sabés si ese chico joven por más que es joven tiene un cuadro cardiovascular complicado, una arritmia o algo y eso le puede provocar un paro cardíaco. Entonces es muy complicado el tema. Después otra cosa es la música electrónica y que la gente que quiere disfrutar de la música electrónica vaya a las fiestas y todo. Me parece que ahí está la responsabilidad, en la gente que disfruta y que quiere curtir ese mambo que tome la conciencia de estos riesgos ¿no? Es como cuando vos haces algo de riesgo, sea un deporte, sea una aventura, sabés que estás corriendo un riesgo. Cuando vos querés ir a una fiesta electrónica y comprar todo el paquete sabés que estás comprando un riesgo. Entonces lo más importante es hacerse un chequeo, saber qué es lo que estás tomando. Otro tema es la legalización por tenencia personal, para quitarle papelerío a los juzgados por causas que no tienen sentido para el que consume lo que quiere consumir. Me refiero a que el tema está en el narcotráfico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here