La mamá de la joven chilena asesinada agradeció el «valor» del hombre que entregó a su hijo

0
149

Entregó a su propio hijo. Roberto, papá de Ariel Lucas Azcona, no dudó en encarar a su hijo luego de reconocerlo en las imágenes que circulaban en los canales de noticias. Allí se puede ver a un joven que seguía a la chilena Nicole Sessarego la noche que fue asesinada en Buenos Aires.

«¿Ese sos vos? ¿Qué hiciste con esa pobre piba?», fueron las palabras con las que Roberto encaró a Ariel. El joven de 22 años rompió en llanto. Horas más tarde confesó el crimen. Antes de entregarse, el sospechoso había intentado suicidarse: tiene varios cortes en sus brazos. Además dejó escrita una carta en donde pide disculpas.

Camila, la hermana de Ariel, fue quien advirtió una cara conocida en las imágenes y decidió hablar con su papá. Allí comenzó el desenlace de una historia que parece de película.

Shirley, la mamá de la estudiante chilena, agradeció el gesto del padre del supuesto asesino. Sin embargo quiere esperar que se realicen las pruebas de ADN para que no queden dudas sobre la autoría del asesinato.

«Ella siempre me enviaba fotos de sus amigos chilenos y argentinos. Nunca me nombró a este chico. En las imágenes se ve que iba tan cerca de ella y mi hija nunca se dio cuenta que la seguían», aseguró.

En los registros de seguridad se puede ver cómo una persona -aparentemente Lucas, según su confesión- comienza a seguir a Nicole. De acuerdo a la información que tiene la familia de la víctima, el sospechoso llegó a la misma estación de subte que la joven chilena once minutos antes; la esperó, la siguió y luego la apuñaló.

El agresor tenía perfiles activos en distintas redes sociales. En una de ellas buscaba «amor en línea». Allí se definía como «romántico, cariñoso y apasionado» y afirmaba que le gustaría ser padre. La semana pasada la Justicia liberó a un ex novio de la chica por falta de pruebas.

Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here