“La mediación es un cambio cultural resistido por el sistema jurídico”

0
353

En relación a la pronto incorporación de la mediación en el proceso civil, se explayó el Dr. Antonio Tula en el marco del curso que brindó sobre “Negociación Método de Harvard” dirigido a mediadores matriculados, realizado en el Salón de Usos Múltiples del Poder Judicial, organizado por el Centro Único de Capacitación que contó con una masiva participación de interesados en la temática.

“Es importante incorporar la mediación patrimonial en forma previa a la acción judicial ya que se llevan a juicio conflictos por costumbre y no por una necesidad real. Se debe sacar toda esa litigiosidad espuria que puede ser resuelta por las partes, entonces los jueces trabajan sobre lo que realmente se necesita. Hay que lanzar la mediación pública y en los despachos que pongan los mediadores. Cada mediador debe organizar su centro de mediación”.

En relación a las ventajas de tratar los conflictos con esta herramienta,  explicó que “es un problema epistemológico ya que cuando los conflictos se manejan desde el derecho, el origen del conocimiento es la ciencia jurídica. Cuando se trabaja desde la mediación, el conocimiento del problema está en las partes, entonces se humaniza la mirada del conflicto y pueden encontrarse caminos de convergencia”.

Para lograrlo mencionó que “es muy importante que los abogados abandonen el espacio de apoderarse de la contienda y permitan a las partes ser las protagonistas junto al mediador en su tratamiento”.

El especialista considera que es una cuestión cultural. “Existe la idea de que toda diferencia que se suscite tiene que ir a tribunales, entonces lo que las partes cuentan, el abogado las cambia porque busca una proyección con el Derecho y con lo probatorio, en cambio en la mediación son las partes las que hacen todo el proceso reflexivo sobre el conflicto”.

Agregó que estos encuentros de capacitación favorecen la implementación de cambios. “Primero hay que lograr que el mediador salga del pensamiento que tiene como abogado y pueda abrirse a una propuesta de intervención mas conectada con otras disciplinas, como la psicología”.

Finalizó que “escuchar es distinto a decirles jurídicamente lo que les corresponde. Es fundamental correrse del lugar del saber del abogado y permitir el protagonismo de las partes, es todo un proceso de cambio epistemológico que no todos los mediadores pueden lograr, entonces las capacitaciones favorecen a que sucedan”.

Antonio Ricardo Tula, es abogado. Mediador. Máster en Psicoterapia Sistémica de la Universidad del Aconcagua. Máster de Estudios Avanzados en Mediación y Negociación del Institut Universitaire Kurt Bösch de Suiza.  Capacitado en Universidad de Harvard y Diplomado en Gerenciamiento Estratégico Universidad Tecnológica de Monterrey México. Actualmente dicta talleres en España, México, Perú, Ecuador y Colombia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here