La primera dama chilena viajó a Miami para comprar regalos

0
219

El viaje fue confirmado por la oficina de prensa de la Primera Dama y descrito como un evento “familiar”. Fueron 10 días de vacaciones y compras en Miami, que pretendían pasar inadvertidos. Sin embargo, una investigación divulgó los datos y despertó las críticas hacia la familia presidencial.

Días de vacaciones que se tornaron en un dolor de cabeza para el presidente Sebastián Piñera. La información fue dada a conocer por el Centro de Investigación Periodística (CIPER) y consigna que la esposa del mandatario, Cecilia Morel, abordó el 3 de diciembre pasado un avión Latam con destino a Miami (EE.UU) desde la capital chilena, junto a sus hijas Magdalena y Cecilia. Días de vacaciones que duraron hasta el 13 del mismo mes.

Al ser consultada la oficina de comunicaciones de la Primera Dama, dependiente de La Moneda, respondieron vía comunicado que tanto ella como sus dos hijas “realizaron un viaje familiar a Estados Unidos, cumpliendo con todos los protocolos y normas sanitarias vigentes, incluyendo el test PCR al regreso, cuyos resultados fueron negativos”, describe.

El viaje se desarrolló una semana después de que el propio Presidente chileno anunciara la reapertura gradual de las vías aéreas internacionales, dejando al aeropuerto de Santiago como la única terminal aérea autorizado para entrar y salir del país. En su momento, el anuncio fue catalogado como “un importante avance” con el fin de mejorar “la calidad de vida de todos los chilenos y chilenas”.

Cecilia Morel viajó a Estados Unidos justo una semana después de que se autorizara la apertura aérea en ChileEn su discurso el ministro de Salud, Enrique Paris, dijo que se trataba de una instrucción emanada desde presidencia: “Hay muchas familias que han estado separadas a causa de la pandemia y este paso que detalló el Presidente Piñera, es la posibilidad que tienen para volverse a encontrar. Pero necesitamos que sea un proceso seguro y que se realice con responsabilidad”, declaró.

Al anunciarse la medida, las criticas surgieron desde distintos frentes. Si bien era una noticia esperada por la industria del turismo, fuertemente golpeada por la pandemia, el Colegio Médico de Chile (COLMED) manifestó su preocupación. “Es una medida poco prudente. Es difícil el seguimiento de turistas, todavía estamos al debe en trazabilidad y deberíamos estarnos preparando para contener el rebrote, no propiciarlo”, criticó Izkia Siches, presidenta de la entidad.

Días después del anuncio, específicamente el 7 de diciembre, y ante el aumento sostenido de los casos activos y contagios por COVID-19, las autoridades sanitarias de Chile tomaron la decisión de retroceder a toda la capital a Fase 2 del Plan Paso a Paso, lo que prohibió la realización de viajes interregionales. Según esta ordenanza, quienes habitan en las comunas de la Región Metropolitana no pueden trasladarse dentro del país, pero siguió intacta la apertura de las fronteras aéreas internacionales, siempre y cuando los países de destino lo permitan y si tienen, los viajeros, el dinero para tomar un viaje.

El matrimonio Morel Piñera ha sido blanco de críticas debido al viaje familiar protagonizado por la Primera Dama, acompañada de sus hijas, con destino a Miami, EE.UUSe trata de una polémica que se instauró justo esta semana, cuando arribó a Chile una mujer que había viajado a Dubai y a Inglaterra, y que se transformó en la persona que trajo al país la nueva variante británica del COVID-19.

La investigación también reveló que, en el tiempo que Morel estuvo de vacaciones en Estados Unidos, desde su cuenta oficial de Twitter se continuó informando actividades oficiales como si estuviera en Chile. El 4 de diciembre, de hecho, dio a conocer un plan para visitar a personas de la tercera edad durante la Navidad, como si se encontrara en Chile. Posteriormente, el 9 de diciembre, compartió información sobre las actividades que realizaría el Museo Interactivo Mirador (MIM, que ella preside) durante el eclipse de sol que se produjo a mediados de este mes. Un día después, el 10 de diciembre, publicó un video conmemorando los 75 años del Premio Nobel para Gabriela Mistral. El objetivo, según sus críticos, era pasar como si no estuviera de viaje.

Por último, y ya de vuelta en el país, el 17 de diciembre reapareció para acompañar al Presidente Piñera en la presentación del plan de vacunación contra la pandemia del coronavirus. A tres días de haber retornado de sus vacaciones en el extranjero.

Una polémica que se encendió y de inmediato trajo repercusiones, por tratarse según los críticos de una acción irresponsable y de espaldas al país. La doctora y diputada del Partido Radical chileno, Marcela Hernando, fue enfática en destacar que se trata de una evidencia de la incapacidad de la familia presidencial de “renunciar a sus privilegios”. “Este viaje demuestra que la familia del Presidente Piñera es incapaz de renunciar a sus privilegios y vive en una realidad paralela a la del resto de la ciudadanía. Si tenía tantas ganas de comprar regalos de Navidad en Miami, los pudo adquirir por internet. Mientras tanto él, las y los chilenos sencillos abarrotaron el Paseo Prat de Antofagasta o la calle Meiggs en Santiago buscando ofertas navideñas aún a riesgo de sus vidas, la familia del Presidente hacía las compras de regalos en Miami. Es para creer que el 1% más rico de chile acordó directo con el presidente el levantamiento de la barrera del aeropuerto y se arreglaron los protocolos para que calzaran con su necesidad utilizando los recursos del gobierno para cuidarles en todo su viaje”, dijo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here