La subcapitana del equipo de fútbol femenino de Gimnasia cuestionó la posible llegada de Maradona al club

0
374

Gimnasia y Esgrima La Plata vive un momento de revolución, ante la posible incorporación de Diego Maradona, ya sea como entrenador principal o en el rol de manager. El propio astro, de 58 años, volvió a dar señales de su recuperación física en un video (el 24 de julio le colocaron una prótesis en la rodilla derecha) y se mostró abierto a sumarse al Lobo; hecho que generó todavía más entusiasmo entre los hinchas. Incluso, hasta tuvo una charla vía Facetime con Gabriel Pellegrino, presidente de la institución.

Dentro del revuelo que se generó dentro del club ante la chance de que el capitán de la Selección campeona del mundo en México 1986 sea parte de la familia tripera, también surgieron voces que pusieron reparos. Es el caso de Mercedes Carlini, referente y subcapitana del equipo de fútbol femenino de Gimnasia.

En diálogo con el programa radial Código de Barras, aceptó la admiración que genera el Diez, pero al mismo tiempo recordó el video que se hizo viral en el que se lo vio agredir a Rocío Oliva, y señaló que por esas actitudes no «aprueba» la gestión para que se sume al club.

«Hay que poder separar entre una cosa y la otra. Maradona mostró muchas aristas a lo largo de su vida, hay que separar a Maradona como futbolista y a Maradona como persona fuera de la cancha. Pero hay veces que no se puede separar que haya sido violento con su mujer, es una discusión grande, no hay que dejar pasar que haya ejercido violencia en su momento. No creo que tenga que juzgar, o estar habilitada para sacarlo de un lugar por eso, aunque no lo apruebe», dejó sentada su posición.

«Es muy difícil, ser violento es algo que debe ser imperdonable, pero no creo que las personas no puedan modificarlo. Es muy complejo separar. No es un dato menor, algo que se pueda pasar por alto, cualquier hecho de violencia es totalmente repudiable, luchamos en un mundo machista diariamente. Me genera mucho rechazo ese tipo de situaciones», agregó.

Carlini subrayó que Gimnasia tiene un área de violencia de género, que el plantel participó de una charla al respecto y remarcó que cree que si Maradona trabaja en Argentina no pasará inadvertido aquel episodio: «Creo que es una figura que mueve muchas cosas, más allá del fútbol, por lo que significó, pero también creo que en el estado actual en el que se encuentra el mundo y con la lucha de la mujer en este mundo machista, es algo que no se le va a pasar así como así».

De acá al 10 de septiembre, Gimnasia y el entorno de Maradona tomarán una resolución. ¿Qué sucederá en el ámbito del fútbol femenino si termina arreglando su incorporación? «No puedo dar una opinión de si deben o no llamarlo, por ahí se puede dar una opinión a nivel grupal», concluyó Carlini, de 31 años, quien lleva ocho temporadas en Primera División.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here