Las personas mayores que no están vacunadas son especialmente vulnerables a la reinfección por coronavirus, advierte un estudio

0
450

El SARS-CoV-2, causante de la epidemia de COVID-19 declarada ya hace más de un año por la Organización Mundial de la Salud (OMS), provocó más de 121 millones de casos y más de 2,68 millones de muertes en todo el mundo, según las estimaciones de la Universidad Johns Hopkins.

Aunque todavía se sabe poco acerca del comportamiento de este virus y de la inmunización frente a infecciones repetidas, la mayoría de las personas que contrajeron coronavirus están protegidas contra la reinfección durante, al menos, un período de cinco o seis meses, según estudios realizados en el Reino Unido.

Sin embargo, esa inmunidad disminuye significativamente con la edad, de acuerdo a un nuevo estudio publicado recientemente en la revista especializada The Lancet.

La investigación, realizada por los investigadores daneses Christian Holm Hansen, Daniela Michlmayr, Sophie Madeleine Gubbels, Kåre Mølbak y Steen Ethelberg, destaca la importancia de acelerar la vacunación en los grupos de personas mayores, así como entre aquellos individuos que hayan padecido previamente la enfermedad.

De acuerdo al estudio, llevado adelante en Dinamarca mediante el análisis de los datos de vigilancia a nivel de la población danesa con más de 10 millones de resultados de pruebas de PCR identificables por personas en 2020, la infección natural redujo las posibilidades de contraer el virus entre 80% y 83% en personas menores de 65 años, pero ofreció solo un 47% de protección contra la repetición de la infección entre las personas mayores de esa edad.

(Reuters/Yves Herman)(Reuters/Yves Herman)

La presencia o ausencia de inmunidad protectora después de la infección o la vacunación contra el coronavirus afectará la transmisión del virus y la gravedad de la enfermedad.

Se cree que la causa es la ausencia de inmunidad preexistente al SARS-CoV-2 por la rápida propagación del virus a nivel mundial y por la continua pandemia. Por lo tanto, es fundamental comprender mejor el grado de protección contra la reinfección por el coronavirus para perfeccionar las estrategias de intervención adecuadas.

“Nuestros hallazgos podrían informar las decisiones sobre qué grupos deben vacunarse y abogar por la vacunación de las personas previamente infectadas porque no se puede confiar en la protección natural, especialmente entre las personas mayores”, sostuvieron los investigadores.

Inmunidad por enfermedad

En enero, los resultados de un estudio preliminar en trabajadores de la salud británicos daban cuenta de que las personas que se habían contagiado de COVID-19 tenían muchas probabilidades de tener inmunidad durante al menos cinco meses, aunque hay evidencias de que las personas con anticuerpos aún pueden portar y propagar el virus.

(Shutterstock)(Shutterstock)

De acuerdo a los científicos de Public Health England (PHE), las reinfecciones en personas que tienen anticuerpos de una infección pasada son poco comunes, con solo 44 casos encontrados en el estudio entre 6614 personas previamente infectadas. Esto supone una protección del 83%.

No obstante, los expertos alertaron que las personas que contrajeron la enfermedad en la primera ola de la pandemia, a comienzos de 2020, ahora podrían ser vulnerables a contraerla nuevamente.

Asimismo, a fin de diciembre, investigadores australianos aseguraban que las personas infectadas por el virus COVID-19 tienen una memoria inmunológica para protegerse contra la reinfección durante al menos ocho meses.

Estos hallazgos van en línea con los descubrimientos de un un grupo de expertos de la Universidad de California, que publicaron un estudio en el que estiman que la memoria inmune dura al menos ocho meses.

Fuente. infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here