Lucas Matthysse no estuvo a la altura y perdió el título por nocaut ante Manny Pacquiao

0
174

Era una noche muy importante para el boxeo argentino. Es que el chubutense Lucas Matthysse cumplía el sueño de más de uno: subirse al ring para enfrentar al gran Manny Pacquiao en el Asiata Arena de Kuala Lumpur, Malasia. Pero la ilusión y el desafío, se transformó en decepción. El filipino dominó la pelea desde el comienzo, hasta que en el séptimo round noqueó al argentino.

La leyenda asiática recuperó el cinturón del peso welter al vencer al campeón de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). Pacquiao derribó al argentino en el tercer asalto con una tremenda serie de golpes, y cuando Matthysse cayó por tercera vez en el séptimo round, el árbitro Kenny Bayless decidió dar por terminada la pelea.

Round 7

Consciente de que las tarjetas lo favorecen por el desarrollo de la pelea, Pacquiao fue inteligente para esperar a su oponente y golpearlo en los mejores momentos. Hasta que fue demasiado: derribó a Matthysse por tercera vez y el árbitro frenó la pelea.

Round 6

Matthysse inició el asalto con un golpe bajo, por el que se detuvo el duelo unos segundos. Pacquiao se recuperó y fue al frente con combinaciones poderosas, reafirmando su poderío.

Round 5

Matthysse, con poco, tuvo su mejor round: primero le pegó con la izquierda y después le conectó con precisión una combinación que le dolió a Pacquiao. Pero el argentino no logró mantener el ritmo. Pac-Mac le pegó abajo y Lucas volvió a caerse.

Round 4

El filipino no cedió terreno. Siguió controlando la pelea y con la izquierda volvió a conectar con fuerza a Lucas Matthysse, que buscó atacar pero sin éxito.

Round 3

Pacquiao golpeó con fuerza y con una izquierda brutal mandó a la lona a Matthysse. El chubutense sufrió la primera caída de la pelea.

Round 2

Matthysse pudo conectar el primer derechazo limpio, pero le cedió otra vez el protagonismo a Pacquiao, que lastimó con su zurda implacable.

Round 1

Los dos salieron a medirse, pero la estrategia del argentino fue evidente: dejó avanzar a su rival y esperó para sorprenderlo con un contraataque.

La salida al ring

Manny Pacquiao fue el primero en salir hacia el cuadrilátero. Alzando la bandera de su país y acompañado por la música de la saga de películas de Rocky, el filipino ya está listo para comenzar la pelea.

Matthysse salió después, con Highway to hell, de AC/DC. Además, lució en lo alto el cinturón de campeón, como para marcar terreno desde la previa.

Los himnos

Después de las tres peleas previas al gran duelo de la noche, el espectáculo se adueñó del ring. Primero sonó el himno de Argentina, luego fue el turno para el de Filipinas (donde Pacquiao además es Senador) y finalmente hubo tiempo para que sonaran las estrofas locales, de Malasia, donde se desarrolla la pelea.

La previa

El argentino de 35 años buscaba defender el título de campeón welter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). Matthysse (diestro), de 35 años y con un récord de 39 victorias, 36 de ellas por nocaut, y cuatro derrotas, confiaba en que podría tumbar al considerado «boxeador de la década» por el Consejo Mundial de Boxeo (CMB). «Siempre quise pelear con alguien como él», dijo el argentino, que se consideró estar preparado «al ciento por ciento».

«Me siento muy seguro de que tendré éxito. Me adapté ya al clima y al horario, me siento en gran condición y le prometo al mundo entero una gran demostración», había añadido La Máquina.

El chubutense derribó al tailandés Tewa Kiram en el octavo asalto en la velada celebrada en el Forum de Inglewood de Los Angeles (Estados Unidos) el pasado enero, victoria que le valió el cinturón de campeón mundial del peso wélter de la AMB que puso en juego.

El boxeador argentino pasó un entrenamiento intensivo de 90 días en California (EEUU) antes de viajar a Malasia a principios de mes.

«Quiero derrotar a un luchador legendario como Manny», afirmó La Máquina tras llegar a Kuala Lumpur acompañado de su equipo, entre ellos el entrenador Joel Díaz y el representante Mario Arano.

Pacquiao y Matthysse cara a cara en los días previos a la pelea.
Pac-man (zurdo), de 39 años y con un récord de 59 victorias, 38 de ellas por nocaut, y siete derrotas, confiaba en que todavía podía hacer historia aunque perdiese su último combate.

El australiano Jeff Horn le arrebató el título del peso welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) el 2 de julio de 2017 por decisión unánime en una velada celebrada en Australia.

Un año después de aquella derrota, Pacquiao se consideraba favorito: «Estoy más que listo y emocionado por mostrarle a los aficionados al boxeo en Malasia los frutos de mi preparación y el duro entrenamiento».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here