Lucy Nader: «El padre Pierre fue un hombre de fe, esperanza y caridad» (Primera parte)

Este sábado la comunidad de Cristo Rey conmemorará el 25 Aniversario del fallecimiento del presbítero fundador del Colegio Primario y Secundario Cristo Rey.

0
371

«El padre Fils Pierre fue un hombre de Fe, Esperanza y Caridad. Un hombre que fue transformado por el Espíritu Santo», así lo definió Lucinda Esther «Lucy» Nader a uno de los sacerdotes más recordado de la ciudad de La Banda. 

Este sábado, la comunidad bandeña y en especial de Cristo Rey conmemorará el 25 Aniversario de la partida a la Casa del Señor de Fils Pierre. En diálogo con LA BANDA DIARIO la catequista y colaboradora del presbítero recordó su paso por la parroquia y también por la vida de los feligreses.

«La historia del padre Pierre en la parroquia Cristo Rey, es una historia de fe, esperanza y caridad», comenzó Lucy Nader. Agregó, «lo defino como hombre de fe porque era un hombre de Dios, es un hombre de Dios. Recuerdo al padre caminaba erguido como diciendo yo he sido elegido por Dios. El como sacerdote ponía en Dios y en la Virgen toda su vida», sostuvo.

Por otra parte comentó, «verlo al padre Pierre era ver el testimonio de él de su fe en Dios. Siempre decía que quería una ciudad culta, quería hombres y mujeres formados en la fe con testimonio de vida, que fueran también una humanidad nueva. Mira cuántos años te estoy hablando. Ahí donde viene él con su deseo de formar el colegio Cristo Rey, por el cual oramos no sé cuánto tiempo para ver si era la voluntad de Dios«.

Lucy rememoró que el Colegio se formó a los golpes, «porque era más espinas que rosas, funcionaba en la Casa de las Hermanas Doroteas. Luego vino su segundo deseo que fue el nivel secundario y a donde nace el Bachillerato Humanista. Él quería que en la primaria los niños estuvieran formados bien cristianamente hasta la comunión; entonces el secundario les iba a dar una nueva mirada a esos adolescentes«.

Acercar a Dios

La catequista afirmó que el sacerdote trabajaba para acercar a Dios a toda la gente, «con la fama que le habían hecho de cura exorcista y todo lo demás, empieza a fundar las Ligas Eucarísticas como una forma de que la gente -que lo seguía a él- se encontrara con Dios; y los ponía a orar. Fundó primero la Liga Eucarística María Inmaculada; luego la Liga Eucarística María Asunta. ¿Y qué era esto?. No era otra cosa que incentivar a la gente que se acercara al Santísimo Sacramento una vez por semana, una hora«.

«Después vinieron las famosas capillas eucarísticas, pero yo te estoy hablando de hace más de 30 años atrás. Fundó esta forma de oración, y unía a la gente a la oración de la Iglesia a través de la Liturgia de la Hora», acotó Nader.

Recordó que el templo se llenaba de gente, «que iba a buscarlo para que la sane, entonces creó la Alabanza Perfecta que se hacía a las tres de la tarde. Por eso hablo de un hombre de fe, porque su fe no era sólo en el Señor sino contagiar la fe en las personas. Entonces la gente iba a orar a las 15 horas a través de la Alabanza Perfecta que son 150 aclamaciones de adoración, de alabanza al Señor«.

El padre Pierre no se conformó con eso. Más adelante formó el grupo que se llamó Mi Paz, «un día preguntó quién quiere unirse a la Pasión del Señor; los que se unieron concurrín al templo a las 15 horas momento en que se produjo la Pasión del Señor. Este fue el caminar de Fe del Padre Pierre».

Hombre de Fe y Caridad

Para Lucy Nader, Pierre fue un hombre de Esperanza, «porque quería que todos camináramos con la cabeza, con el corazón abierto hacia la casa del Padre, por eso de esperanza. Tenía la mirada del hombre transformado por el Espíritu».

«Pero esto no era sólo utópico. Viene la otra parte la Caridad, por eso había que transformar los corazones y los bolsillos de la gente, porque no hay caridad digamos si no hay un bien para el otro», expresó.

Añadió, «los feligreses empezaron a reconocer que era su misión, dentro del precepto, de aportar con el Diezmo para la iglesia, empezaron a entender que había que coparticipar lo que uno tiene con el que menos tiene; porque mucha propaganda, pero si vos no cambias el corazón no hay cambio. Si vos no cambias de adentro no cambiará lo de afuera».

Nader también destacó que al padre Pierre, «siempre se lo veía orando ante el Santísimo porque todo lo hacía desde su comunicación con Dios. Y eso es evangélico; Jesús antes de tomar cualquier decisión iba a orar al Padre para que él le indicara que debía hacer. Su esperanza era eso, ver una comunidad unida, que pudiera decir miremos hacia lo que el Señor quiere para nosotros. Y eso se puede hacer cuando hay caridad entre los demás».

Consultada si Pierre logró que los fieles entendieran la caridad, explicó, «he visto muchas cosas que la gente ayudó, se hicieron muchas cosas, hubo donaciones, se arregló el techo de la parroquia, la casa parroquial. Aunque él no vivía aquí porque tenía su casa en Santiago. Creo que lo entendieron. Los que perseveramos en el camino del Señor, hemos entendido su Fe».

El ideario del Colegio y el sueño trunco

Lucy Nader dejó bien en claro que, «el El colegio Fils Pierre no fue fundado por el padre. Pero el Colegio Cristo Rey con su ideario lo hizo él».

«Cuando muere el padre Pierre, me acuerdo que vino el padre Muñoz y nos dijo no podemos mantener dos colegios, tenemos que fusionar. Ahí se unió el Bachillerato con la primaria y desapareció el ideario humanista. Pero gracias a Dios el Colegio Primario y Secundario siguen. Lo que tiene de lindo, porque conozco a las chicas, es que respetan el ideario del padre, porque no se salen de esa idea, de tener niños y jóvenes humanamente formados para ser buenos cristianos, eso no lo debemos perder de vista primero soy humano y luego cristiano, expresó.

«La universidad quedará en el sueño del padre Pierre», concluyó Nader.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here