Luz eterna y puro corazón: el recuerdo a Romina Yan en el día que cumpliría 44 años

0
180

El 5 de septiembre de 1974, Romina Yan nacía en Buenos Aires para convertirse en una de las actrices más queridas de Argentina. Hija de Cris Morena y Gustavo Yankelevich, marcó un antes y un después con sus actuaciones en tiras como Chiquititas y su pronta partida dejó un recuerdo imborrable en cuanto artista haya trabajado con ella.

Romina debutó en 1991 con Jugate Conmigo –conducido por Cris Morena- y en 1995 se convirtió en Belén Fraga, la protagonista principal de Chiquititas, éxito del que formó parte hasta 1998 y por el que se hizo conocida en países como Israel, Brasil y México.

Ese año se casó con Darío Giordano con quien tuvo tres hijos: Franco, Valentina y Azul.

También protagonizó la película Chiquititas: Rincón de luz (2001).

Meses después protagonizó la novela Provócame junto a Chayanne y Araceli González.

Entre otras ficciones, protagonizó novelas como Abre tus ojos (2003) –donde interpretó a una mujer no vidente- y Amor mío (2005) y B&B (2008), ambas junto a Damián De Santo.

En 2009 formó parte de Casi Ángeles donde interpretaba a un hacker.

El 28 de septiembre del 2010, víctima de un aneurisma, la actriz murió a los 36 años, tras descomponerse luego de una rutina en el gimnasio. De inmediato fue trasladada al Hospital Central de San Isidro, donde llegó sin signos vitales.

Este 5 de septiembre el Gran Rex se vestirá de fiesta para homenajear a Romina con “Vive Ro”. Dentro de los recuerdos, Valeria Lynch, Rochi Igarzábal, Jorgelina Aruzzi y Damián De Santo le dedicaron emotivas palabras.

“Para mí es un halago ser parte de esta celebración mágica, estoy muy agradecida con Cris, sobre todo y principalmente por la memoria de Ro que sigue viva en los corazones de muchos”, expresó Valeria Lynch.

Rochi Igarzabal por su parte, trajo al presente sus recuerdos: “Me acuerdo cuando grabamos Casi Ángeles juntas, Romina siempre muy comprometida, pasaba la letra con nosotros, siempre llegaba con una sonrisa, saludaba a todos y estaba muy presente, no se le escapaba una cuestión de la escena y si alguien estaba incómodo se hacía de nuevo, empatizaba mucho con todos”.

Aruzzi también recordó a su compañera: “Bailar estas canciones me trae muchos recuerdos y emociones, Ro me ayudó mucho con las coreos en su momento y es un honor poder hacer este homenaje en su nombre”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here