Maite Fernández: «A los jóvenes les falta conocer a Jesús

Nació y creció en la ciudad de Clodomira. Tras cinco años de preparación, el próximo 12 de febrero en la parroquia Sagrado Corazón de Jesús de la Capital de la Alfalfa, profesará sus votos de obediencia, castidad y pobreza. Integrará la Congregación de Las Hermanas Doroteas de Cemmo.

0
373
Maite Fernández, junto a las hermanas Doroteas que trabajan tanto en la ciudad de La Banda como en Santiago. (Foto gentileza Maite).

El próximo 12 de Febrero, la comunidad religiosa de las Hermanas Doroteas de la ciudad de La Banda -en particular- vivirá un momento especial; puesto que la joven clodomirense Maite Fernández profesará sus votos de obediencia, castidad y pobreza. La ceremonia se desarrollará en la parroquia Sagrado Corazón de Jesús de Clodomira.

En diálogo con LA BANDA DIARIO Maite abrió su corazón y contó cómo transitó este largo camino que comenzó, mucho antes, de haber ingresado a la congregación.

«Estamos caminando, después de aproximadamente cinco años de formación llegan los primeros votos, estoy muy contenta por ello», fueron sus primeras expresiones.

Agregó, «la profesión de votos serían obediencia, castidad y pobreza. Uno ya viste como hermana y ya se forma parte de la congregación más profundamente. Este sería el primer paso de la consagración porque después de unos años, más o menos cinco, se hace la profesión perpetua».

Maite se muestra emocionada porque la ceremonia se desarrollará en la ciudad de Clodomira (Dpto. Banda) lugar en el que nació, creció y se enamoró de Jesús.

«Soy la menor de cinco hermanos; y en Clodomira comencé catequesis a mis 8 años y nunca he dejado la formación, fui parte del grupo juvenil, fui monaguilla, catequista, misionera. Fui afianzando conocimientos del amor por Jesús. Son muchos años de caminar en este enamoramiento», sostiene.

Con mucha alegría recordó, «a los 16 años, luego de una experiencia de misión y un retiro de Estación, en La Banda, antes de recibir mi Confirmación, sentí algo especial y no digo necesariamente el llamado a vivir las cosas de Jesús porque ello lo he sentido siempre, desde la misión y todo apostolado que he realizado».

«Las Hermanas Doroteas, venían permanentemente a Clodomira. Nuestro párroco Ángelo Introzzi (italiano) tenía una fuerte amistad con ellas y me acerqué a ellas. En uno de los retiros se encontraba una de las religiosas y se conformó un grupo vocacional y ahí comencé el camino de conocimiento», acotó Fernández.

Si bien Maite tuvo la posibilidad de contactarse con religiosas de otras congregaciones, el carisma de las Hermanas Doroteas la atrapó. «Tienen un carisma muy lindo que es el acompañamiento a los jóvenes y la parte educativa que son cosas que a mí me gustan mucho, y siento que puedo brindarme desde ese carisma».

En marzo del 2017 decidió iniciar su formación en Córdoba. «Allí ingresé al aspirantado y postulantado me llevó tres años, eso es muy personal, a veces dura más tiempo, otras menos. El noviciado lo inauguré con la pandemia en el 2020, que son dos años; es una etapa muy puntual e importante. El primer año es puramente de interiorización se llama año canónico, la novicia está adentro de la comunidad sin tener una experiencia apostólica afuera, es de mucha profundización, de autoconocimiento».

«En tanto el segundo año que es el año apostólico se busca una experiencia apostóica fuera de la comunidad, a mi me a tocado cumplirla en Santiago en dos colegios», añadió.

Consultada sobre cuál sería su don, Maite se anima a contar, «si hay algo con lo que comulgo mucho, que es un don personal que el Señor me ha regalado, es el acompañamiento que va muy de la mano con las Hermanas Doroteas. Eso he ido cultivando todo este tiempo, poder acompañar a los demás en tantas situaciones que se presentan, aprender a confiar, a brindar la apertura, la escucha por sobre todo. A lo largo de estos años, he tenido la posibilidad de hacer diversos apostolados. Siento que se ha acrecentado ese don del acompañamiento».

Vocaciones religiosas

Desde hace tiempo la Iglesia, a través de sus distintos grupos, viene organizando jornadas vocacionales destinados a los jóvenes; y se ora de manera constante para que existan mayores vocaciones religiosas.

Fruto de ese constante trabajo y oración, es la vocación de Maite Fernández. La oriunda de Clodomira señaló, «a los jóvenes les falta conocer, cuando uno descubre y conoce a Jesús, cuando hace esa experiencia profunda de encuentro te lleva a una opción de este sentido. A ellos les está faltando la posibilidad de tener esa experiencia más allá de muchos esfuerzos, hay retiros, hay sacerdotes, religiosas e incluso laicos que dan su vida».

«La sociedad te va llevando, y a veces, se siente que las cosas de Dios están pasadas de moda, es difícil que los jóvenes de hoy se planteen esto, pero no es imposible para nada«, acota con una profunda convicción.

«Las opciones que implican algo permanente, para toda la vida cuestan inclusive el matrimonio, no hablo solo de la vida consagrada. Ahora no piensan en casarse, en formar una familia, van viendo qué pasa», sostiene.

El acompañamiento familiar

Maite expresó que el acompañamiento de la familia siempre es importante. «Claro que a los papás siempre les cuesta, no es una opción que para ellos sea común, implica un proceso de aceptación para ellos».

«En mi caso, han ido haciendo camino a mi lado, para ir aceptando y madurando mi vocación; y ahora van viendo con otros ojos; ellos siempre han apoyado lo que implique mi felicidad», señala la joven religiosa.

Cabe mencionar que Maite estudió Educación Especial, acompañamiento terapéutico, «y actualmente estudio Ciencias Sagradas, el estudio viene a la par».

En cuanto a su relación con sus hermanos de sangre manifestó, «somos muy unidos y nos apoyamos mucho, si nuestras decisiones son buenas y nos hacen bien nos apoyamos y sostenemos mutuamente. Nos respetamos mucho y cuento con su acompañamiento».

En cuanto cuál será su destino, una vez que profese sus votos explicó, «no será Santiago, aún no está decidido; pero tengo bien en claro que cuando se elige la vida consagrada lo importante es ir a donde realmente te necesiten».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here