Maniataba a su hija para que el hermano mayor la violara

0
1269

“Mi hermano me llevaba a la pieza de él, me sacaba toda la ropa, me tapaba la boca, y me tocaba por delante y por detrás. Me tocaba con el coso de abajo”. La escalofriante frase es un fragmento de la declaración de la víctima de un caso aberrante que investiga la Justicia bonaerense.

Hace unos días, ella, una nena de 12 años, le contó a su madre el calvario que atravesaba junto a sus dos hermanas menores, de 10 y 5 años, en la vivienda familiar ubicada en la localidad de Guernica. Allí, según consta en el expediente a cargo del fiscal Juan Cruz Condomi Alcorta, subrogante de la Unidad Funcional de Instrucción N° 1 de Presidente Perón, Franco Darío Mesa (26) abusaba de sus tres pequeñas hermanas con la complicidad de su padre, Raúl Vicente Mesa (60).

El hecho fue denunciado a mediados de mayo último. Fuentes judiciales precisaron a Infobae que los abusos se repitieron en varias ocasiones entre diciembre del año pasado y abril de este año. En ese lapso, Franco Mesa intimidó a las menores y las ultrajó en momentos en los que quedaba al cuidado de ellas en la casa localizada en la calle 110 del barrio Las Lomas.

Las tres víctimas relataron en cámara Gesell que su hermano realizó en reiteradas oportunidades tocamientos impropios de zonas genitales.

La nena de 12 años, además, contó que en una ocasión su padre también participó de los abusos. Según dijo, Raúl Mesa la sujetó de los brazos, le tapó la boca y la mantuvo retenida para que Franco Mesa la violara. A raíz de esto, en el reconocimiento médico en el hospital Grierson se comprobó que la víctima contrajo una enfermedad venérea, entre otras lesiones compatibles con una violación. Los especialistas que asistieron a la mayor de las hermanas también comprobaron el daño mental que le causó lo ocurrido, a tal punto que ella manifestó haber intentado quitarse la vida en algún momento.

Con todas las pruebas, Condomi Alcorta solicitó las detenciones de los acusados. Raúl Mesa cayó poco después. Se negó a declarar y quedó alojado en una celda de la Comisaría Presidente Perón. Está imputado por abuso gravemente ultrajante agravado, en calidad de partícipe necesario, y como coautor del delito de corrupción de menor agravado por ser las víctimas menores de edad.

Franco Mesa, en cambio, continúa en libertad. Ya se libró la orden de arresto y la Policía lo está buscado. En su caso, la acusación es de abusos sexuales reiterados cuádruplemente agravados, por ser el autor hermano de las victimas; por ser portador de una enfermedad de transmisión sexual; por resultar un grave daño en la salud mental; y por realizarse entre dos personas (estos últimos agravantes son respecto de la víctima de 12 años). Y, al igual que a su padre, también se le acusa de corrupción de menores agravado respecto de las tres víctimas.

El fiscal también ordenó el secuestro y análisis del teléfono celular de Raúl Mesa. “En las llamadas entrantes y salientes, y en los mensajes de texto y de WhatsApp pueden surgir más elementos de prueba”, dice la fuente, mientras se aguarda la captura de Mesa hijo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here