Mariano Parnás: «Resulta preocupante que no recapaciten y reflexionen de que es necesario cambiar»

0
639

En las últimas horas, a partir de los resultados registrados tras las PASO, la economía argentina ha tenido un rotundo cambio con caídas en sus acciones y el alza del dólar. Al respecto el licenciado en Economía, Mariano Parnás analizó de manera minuciosa del por qué se está viviendo esta situación.

En diálogo con LA BANDA DIARIO el prestigioso economista manifestó, «lo primero que quisiera decir es que esto no es una situación nueva. Si todos hacemos memoria, en el 2018, iniciando el año laboral, vivimos una situación similar donde sube el dólar, caen los precios de las acciones, bonos, se acelera la inflación, perdemos poder adquisitivo, se producen algunas corridas bancarias; y luego interviene el FMI».

A la vez puntualizó, «para tratar de entender lo que está pasando ahora, tenemos que hacer memoria de qué pasó para llegar al Fondo Monetario Internacional, la misma historia que continúa hasta ahora y se podría volver a repetir».

Parnás manifestó, «lo que uno ve cuando analiza una situación económica de cualquier país son tres factores: a) la situación de partida, en este caso sería la situación que toma el gobierno de Cambiemos del Frente para la Victoria en el 2015; b) contexto internacional: con una guerra comercial entre las dos potencias Estados Unidos y China, es decir desfavorable para que lleguen inversiones, suban los precios de los commodities, para que haya una compra abundante de nuestros productos que exportamos como el maíz, la soja y el trigo; c) las políticas que toma el gobierno de turno».

«Las combinaciones de todo ese contexto externo más las políticas darán como resultado el clima macro económico que vamos a vivir, inflación, desempleo, la pobreza. Por eso muchas veces nos confundimos y mucha gente debe estar confundida, porque algunos les dice es culpa del gobierno anterior, otros dicen es culpa del contexto externo de la guerra comercial, otros dicen es responsabilidad de este gobierno; y ahí queda toda la explicación.
Entonces si uno tiene en cuenta los tres temas, puede entender un poco más de lo que está pasando», sentenció el economista.

El licenciado explicó, «ahora estamos en guerra comercial entre China y Estados Unidos, la semana pasada subieron los aranceles en Estados Unidos eso quiere decir que las importaciones chinas son más caras en Estados Unidos; y por ello a los chinos les cuesta vender sus productos. Y responde devaluando su moneda, como si subiera el dólar aquí, pero para los chinos».

«De este modo los productos chinos se vuelven más barato al depreciarse la moneda y ese clima tan tenso entre dos países que nos compran a nosotros grandes cantidades de bienes y servicios y nos venden, ha generado una depreciación en la moneda, ha generado la caída de las acciones que salgan los capitales de todo el mundo y estamos todavía en ese contexto», analizó.

Tomando en cuenta lo expuesto anteriormente, el profesional afirmó, «si fuera favorable el contexto, una elección como la acontecida el domingo (sorprendente) no tendría el mismo efecto, podría haber sido más leve la situación ante un contexto favorable, pero lamentablemente al mundo no lo podemos cambiar».

Variables locales

En cuanto a lo que sucede en el país explicó, «el gobierno de Cambiemos cuando asumen tenían dos déficit heredadas de la gestión anterior: déficit fiscal, es la diferencia entre el ingreso y el gasto del país. Si lo comparamos con una casa tenemos ciertos ingresos producto del trabajo de la familia y gastos de la escuela, alimentos, la diferencia entre los dos cuando se gasta más de lo que ingresa se llama déficit fiscal y eso hereda el gobierno anterior. Déficit de cuenta corriente: básicamente está determinado porque los dólares que generamos en Argentina no alcanzan para pagar las necesidades de dólares de las importaciones».

«Cuando asume el gobierno de Cambiemos, teniendo en cuenta el contexto externo y estas variables se genera una apertura de la economía y una reducción de los ingresos (bajando las retenciones) empeoran esas dos situaciones, tenemos más déficit y más déficit de cuenta corriente. Además, se sube la tasa de interés con las Leliq, se produce un gran endeudamiento por parte del Banco Central con diferentes agentes de la economía que le presta dinero para qué, para que ese dinero no se vaya al dólar. Entonces ofrece una tasa alta para atraer esos capitales», apuntó.

A la vez agregó, «tenemos tres elementos durante los primeros dos años de Cambiemos, un alto déficit fiscal, un alto déficit de cuenta corriente, y un dólar bajo producto de que se tenía una gran cantidad de Lebac, es decir activos en pesos que sostenía el Banco Central. Esa es una situación muy frágil. El año pasado, Estados Unidos, sube la tasa de interés y produce todo el desajuste en la economía local; sube el dólar, riesgo país, nadie nos prestaba plata en el mundo, de ahí vienen todos los ajustes en la economía. Viene el préstamo del Fondo Monetario, y pasamos a otra etapa de mayor recesión, mayor desempleo, mayor pobreza».

En esta misma línea sostuvo, «bajan los déficit, pero no se corrigen la situación porque lo que sigue funcionando es esta bola que antes era la Lebac y ahora es Leliq. Toda este relato es para entender donde estábamos parados el domingo, es una economía muy frágil; el único que le presta es el FMI para cubrir esos dos déficit que se redujeron, pero no se eliminaron».

Mariano Parnás consignó, «por otro lado tienes 1,2 billón en Lebac, es decir los bancos le prestan al Banco Central 1,2 billones -habría que escribir todos los ceros para darse cuenta de la magnitud de ese número-, pero es un 5% del PBI. Es muchísimo. Es un monstruo, una bomba de tiempo, porque si la gente se asusta, y piensan que no les devolverán esos pesos, por ejemplo si los bancos piensan que el Banco Central no les devolverá esos pesos o que el dólar subirá y que el poder adquisitivo de esos pesos se verá reducido, qué hacen toman esos pesos y lo pasan a dólar; y ese pase te genera la suba que vimos el lunes».

«Es una bola que te la vas pasando, es una ronda y en cualquier momento pueden explotar. El lunes, no se renovaron las Leliq pasaron a dólar y se produjo la subida. Obviamente que también hay agentes económicos, grandes bancos internacionales por ejemplo que conocen de la situación y prevén que pasará eso o alimentan que pase eso para hacer una ganancia con los dólares que tienen», manifestó.

Defectos

El economista santiagueño, en relación a la Leliq dijo, «uno de los defectos que tienen las Leliq es que vencen todos los días, son instrumentos de muy corto plazo, de una semana. Se podría reestructurar esa deuda y decir no hagamos de una semana porque es un período muy corto para un monto de 1,2 billón. Vamos a planificar de manera razonable los repagos de este instrumento para que la economía pueda funcionar mejor. Es una opción difícil de instrumentar».

«Otra opción es regular de alguna forma el mercado de cambios, el mercado del dólar, para que vos no puedas de un día para el otro pasarte de Leliq a dólares. Una tercera medida es ir de a poco, ir cambiándoles a los bancos los Leliq por dólares no de un día para el otro; porque cuando se da todo junto se hace un efecto embudo, como si toda la gente quisiera pasar por una puerta, no van a pasar todos juntos y ahí se producen los grandes problemas que te llevan a subas abruptas. Tenemos mucha reserva en el Banco Central alcanzan para pagar, la gente tiene que estar tranquila porque las reservas del Central alcanzan para pagar las Leliq», añadió.

También señaló que el Gobierno especula, «con que como son en pesos una vez que la moneda norteamericana sube de valor, esto pierde valor en dólares entonces es una forma de licuarla de manera más sutil, digamos que hay muchas estrategias pero no podemos privarnos de no hacer nada. Hay grandes economistas que podrían indicarle al Gobierno y junto a la oposición, cuál será el camino para desarmar esta bola que es muy dañina para la economía porque no entra para comparar una máquina, no entra para invertir en una empresa, no entra para financiar ningún tipo de actividad productiva, entra para aprovechar una tasa que está en el orden del 60 por ciento y ahora del 75%. Pero cuando hay un ruido, cuando hay un probable escenario de que no te van a pagar, se pasan a dólares y se va, y es como si nunca hubiesen estado en la economía, dejando todo el daño obviamente».

Responsabilidad

En la jornada del lunes, el presidente Macri había señalado que toda la situación generada en la economía era por la desconfianza del mercado en el kirchnerismo. Sobre esta cuestión Parnás consignó, «en términos políticos, me parece que no hubo un reconocimiento, por parte del Gobierno, de que tiene algún tipo de responsabilidad. Por eso al principio decía que la responsabilidad es compartida en estos tres aspectos, pero el Gobierno tiene una cuota de responsabilidad bastante grande y resulta preocupante que no recapaciten y reflexionen de que es necesario cambiar luego del susto del año pasado que nos fue muy mal, que tuvimos que recurrir al Fondo, y ahora hay un segundo susto».

«Yo creo que más que buscar responsabilidades en donde no las hay o puede haberlas muy parcialmente, personalmente no creo que sea así, debería hacerse una autocrítica y ver cuáles son las políticas económicas que han aportado para que esta situación sea de esta manera», consideró.

Más adelante expresó, «tenemos un escenario similar al del año pasado, el daño está hecho, porque de pasar de un dólar de 46 pesos como estaba la semana pasada, a uno de 58 hay casi doce pesos y eso traslada a los precios porque muchos de los insumos vienen del resto del mundo, inmediatamente se produce uno va a los corralones, inmoviliarios, supermercados no hay precios de referencias, están recalculando. Habrá sin duda una caída en el poder de compras, con el ingreso que tenemos del salario antes podíamos comprar 10 ladrillos hoy 8. Es un efecto inmediato».

Proyección

Consultado sobre qué proyección se puede realizar explicó, «una proyección única no se puede hacer porque como estamos en un escenario de guerra comercial entre las dos potencias del mundo, puede eso beneficiarnos. El escenario internacional es una variable muy importante a la hora de ver qué pasará, como se verá afectado el país. Inversiones ante un escenario así no vendrán porque para eso se necesite que la economía mundial esté creciendo. En términos generales un escenario adverso».

En cuanto a si se puede establecer un tiempo para la recuperación de fuentes laborales y del poder adquisitivo sostuvo, «cuánto tiempo hace falta, yo imagino de cual sea el gobierno. No se puede pensar que siguiendo por este camino van a mejorar las cosas. Si este gobierno, ante los sustos tanto electoral como en términos económicos, se da cuenta de que debe modificar el rumbo ahí sí podríamos hablar de que se frene esta especulación con las Leliq, y pase a un modelo donde se privilegie la actividad productiva, bajando la tasa de interés».

«Lo que sí, cualquier gobierno que venga tendrá que renegociar con el Fondo Monetario Internacional el préstamo que nos dieron que no es posible pagarlo en estas condiciones, ver cómo aumentar el poder adquisitivo de la gente, y sobre todo comience a crecer la economía para que se generen puestos de trabajos legítimos», concluyó Parnás.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here