Martínez Ossola: «Santa Rita fue una mujer de perdón, comprensión y corazón grande»

0
113

Tal como estaba previsto en la jornada de este domingo, la comunidad del barrio Ramos Taboada y de la ciudad de La Banda celebró con gran júbilo la Fiesta Patronal en honor a Santa Rita (que en esta oportunidad coincidió con la Festividad de la Ascensión de Jesús a los cielos). Bajo el lema, «Con Santa Rita busquemos a Jesús» los fieles devotos se reunieron en la capilla perteneciente a la parroquia Cristo Rey.

La celebración Eucarística de este domingo estuvo a cargo del Monseñor Auxiliar de la Diócesis de Santiago del Estero, Enrique Martínez Ossola.

Cabe mencionar que a lo largo de la novena, la imagen de la santa recorrió las pequeñas comunidades, como así también los establecimientos educativos como ser la Escuela Técnica «Comandante Manuel Besares», el Colegio Héroes de Malvinas y el Jardín de Infantes «Santa Rita», donde derramó abundante bendiciones.

Tras las lecturas correspondiente monseñor Ossola reflexionó, «estamos celebrando a Santa Rita, una mujer que vivió todos los estados que una mujer puede tener. Fue bautizada, confirmada, se casó, fue mamá, después quedó viuda, además sus hijos habían fallecido».

Seguidamente apuntó, «era difícil que pudiera ingresar a la vida religiosa, sin embargo la intercesión de otro santo, le permitió que entrara a un convento. Tuvo una bendición del Señor. Una astilla de la corona de espina se clavó en su frente, provocándole una herida que nunca cerró y por donde despedía mal olor. Por lo cual, las demás hermanas, la pusieron en una habitación aparte; al morir de esa herida salía un olor a flores».

El prelado consignó, «Santa Ruta tiene mucho que ver en mi vida. Le tomé mucho cariño cuando estuve como párroco en Chilecito (Pcia. de La Rioja), anteriormente fui ordenado como diácono un 22 de mayo e incluso me nombraron Obispo Auxiliar esta misma fecha y celebré una misa en Chilecito ya siendo obispo».

«Rita tuvo una vida difícil, por eso es patrona de Los Imposibles. Logró que se convirtiera su marido que era de naturaleza violento, entregó la vida de sus hijos pidiendo a Dios que se los llevara para que no se ensuciaran las manos con sangre por una venganza. Una mujer de perdón, decomprensión y de corazón grande», añadió Martínez Ossola.

Más adelante resaltó que Jesús, «fue el primero que resucitó de entre los muertos, es el primer hombre y Dios que está junto al Señor. Hay dos seres humanos (Jesús y María) muy especiales que están junto a Dios; y esto nos llena de esperanza de que también nosotros iremos a compartir con ellos».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here