Mauricio Macri: “El kirchnerismo es una derivación más violenta del populismo y está llegando a su fin”

0
62

Durante su visita a Chile, el ex presidente Mauricio Macri analizó la relación del país trasandino con Argentina, pidió disculpas por ciertas declaraciones de Alberto Fernández durante la pandemia y, además, apuntó contra el embajador Rafael Bielsa. Luego del triunfo electoral de Juntos por el Cambio en noviembre, el líder opositor consideró que la etapa del kirchnerismo “está llegando a su fin” y vaticinó que su espacio volverá a gobernar.

Macri encaró la semana pasada una gira que empezó en los Emiratos Árabes y luego Chile para participar en el lanzamiento del “Gigaton Challenge”, de la Fundación FIFA, que busca reducir las emisiones de dióxido de carbono. Durante su estadía en el país vecino, recibió la noticia de su procesamiento en la causa que lo investiga por presunto espionaje a familiares del ARA San Juan y nuevamente la prohibición para salir del país.

De todos modos, brindó una entrevista al diario El Mercurio, de Chile, donde definió al populismo como “un fenómeno que va de la mano con las autocracias, que ante la falta de respuestas dice: ‘Yo lo resuelvo’, ‘yo te doy todo si me das más poder’. El populismo promete presente a costa de destruir el futuro. Y con la velocidad en la que se vive, a la ciudadanía le cuesta darse cuenta. Por ejemplo, cuando extrae sus ahorros de los fondos de pensiones, el día de mañana no va a tener nada. Te darán una alegría hoy, pero cuando los años pasen, todos envejecemos”.

“El kirchnerismo es una derivación del populismo, tal vez más violenta, más extrema, pero es una variante. Y está llegando a su fin, claramente. El populismo, sin recursos, no tiene nada que ofrecer”, agregó.

Consultado por la relación entre las administraciones de Sebastián Piñera y Alberto Fernández durante la pandemia y los cruces por los límites en el mar austral, reconoció que le da “me da mucha pena” que “no podamos arreglar dialogando. Cualquier problema que tengamos lo vamos a arreglar dialogando, porque somos hermanos y nuestro destino es la integración. Ningún problema nos va a separar”.

“Quiero pedir disculpas por los desafortunados comentarios y comparaciones que tuvo el Presidente, que encima no eran verdad. El populismo siempre usa la mentira para decir cosas que no son así. Chile ha tenido un manejo impecable de la pandemia y no podemos decir lo mismo de Argentina”. Por otro lado, sobre las declaraciones del embajador Bielsa sobre el candidato chileno José Antonio Kast, respondió: “Me dan vergüenza ajena los comentarios del embajador Bielsa. Y de huevo, hay responsabilidad del gobierno. Si uno no nombra a un embajador de carrera, hay que estar seguro de nombrar a alguien con sensatez y, ante todo, prudencia. Son cosas que no tiene el embajador de Argentina en Chile. Pero él no representa el sentimiento de los argentinos. Los argentinos respetamos y queremos a nuestros hermanos chilenos y entendemos que tenemos un destino común”.

Macri también habló sobre el presente de Juntos por el Cambio al resaltar que “el gran mérito que hemos tenido, como coalición Juntos por el Cambio, es la unidad. A pesar de la derrota que sufrimos, de la agresión posterior, a la cual nos han sometido, de la persecución en mi caso, tuvimos un compromiso por el futuro del país y un gran respeto por quienes nos acompañaron con el 41% de los votos. Eso nos permitió conservar ese apoyo y luego trabajar para que sea mayoritario en Argentina. Y soy optimista de que va a crecer más. Vamos a conseguir más apoyo y vamos a volver al gobierno en 2023, con un apoyo mayoritario que nos permitirá hacer reformas profundas y cumplir con la agenda del siglo XX, en la que estamos atrasados y que Chile ya cumplió: estabilidad macroeconómica, moneda estable, leyes laborales que favorecen el empleo, acuerdos comerciales con el mundo entero”.

Respecto a Javier Milei y la posibilidad de sumarlo a su espacio, el ex mandatario dijo que espera que “acuerden reformas con nosotros. Ellos tienen una visión, en la parte de leyes liberales, que coincide con mi visión, en parte. No coincido, eso sí, con la anarquía. Se necesita un sistema de reglas. Cuando pasamos a querer prescindir absolutamente del Estado, ya llegamos a un nivel donde corremos el riesgo de favorecer solo al que tiene más fuerza”.

“De verdad, creo que Chile es el único país de primer mundo que tenemos en América del Sur. Pasaron de un alto nivel de pobreza a un pequeño digito, además de haber mejorado la calidad de vida como ningún otro lugar en la región. Y ahora, con preocupación, debo decir que tengo mis dudas de si los cambios están siendo llevados a cabo con equilibrio. Me remito a decirles: valoren lo que han logrado. Ustedes tienen un país que ha crecido sistemáticamente, que es de los dos o tres países que mejor se recupera; que ha sido el Gobierno, y el Estado, que por lejos mejor se paró frente a la pandemia, que mejor vacunó a su población. Siento que ahora hay una vocación por cuestionar y agredir todo lo que se ha logrado, de no sentirse orgullosos”, finalizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here