Mauricio Macri: “Los argentinos se dieron cuenta de que les prometieron llenar la heladera y que ahora van a perderla”

0
397

Mauricio Macri pronosticó “una crisis peor que la de 2001″, aunque se mostró esperanzado porque “los argentinos están movilizados” y “se dieron cuenta de que les prometieron llenar la heladera y ahora van a perderla”, por lo cual consideró que “Juntos por el Cambio volverá al poder” y la administración de Alberto Fernández “será el último gobierno populista de la historia”.

Al hablar en el XIII Foro Atlántico de la Fundación Internacional para la Libertad, que preside el escritor Mario Vargas Llosa, que se desarrolló de manera virtual, el ex mandatario cuestionó “el poder central de la vicepresidenta (Cristina Kirchner)” durante la cuarentena porque tiene “una agenda que vive el día entero viendo cómo demuele el sistema institucional”, que sufre “el ataque diario desde una mayoría en el Senado y ahora con el procurador, que apunta a cambiar las mayorías para poner un fiscal militante y hacer colapsar el sistema de garantías en la Argentina”.

El ex jefe del Estado también criticó a los gobiernos que hicieron “un mal manejo de la pandemia” al generar “una incapacidad de contener la pandemia” y caer en actos de “autoritarismo”, en lugar de “empoderar al ciudadano” para tomar las prevenciones necesarias y consideró que “la Argentina fue uno de los peores experimentos porque ha tenido la cuarentena más larga y figura entre los primeros países no sólo en contagios sino en muertes por millón de habitantes”.

Luego de la presentación y ante las preguntas efectuadas por el periodista Alvaro Vargas Llosa, el hijo del escritor, y el titular de la Fundación Libertad, Gerardo Bongiovanni, Macri dijo que la pandemia ha ocasionado “decisiones extremas de gobiernos que actúan bajo la emergencia para prohibir la circulación” y puso como ejemplo a la Argentina: “Seguimos teniendo severos problemas de circulación, hubo provincias y ciudades cerradas al ingreso de otros habitantes, padres que no se pudieron reunir con familiares antes de su muerte, abusos de autoridad por parte de policías provinciales y, en ese contexto, en un proceso muy traumático, el Congreso no funciona o lo hace en forma virtual, la Justicia no funciona y entonces lo único que funciona es el Poder Ejecutivo”.

“Estamos en estado de alerta y alarma -agregó-. Los argentinos están entendiendo la gravedad de lo que está sucediendo, tal como sucedió con dos jueces de la Cámara Federal o la persecución de la propiedad privada con tomas de campos y de viviendas, algo que afecta siempre al más humilde”.

Para el fundador del PRO, esas situaciones “tienen un reflejo muy malo en la economía porque al desastre de la cuarentena eterna y lo que ha significado para la economía, este nivel de discusiones, de falta de garantías y de falta de funcionamiento institucional han hecho que la inversión en la Argentina se derrumbe a niveles inéditos en nuestra historia”. “Hoy no se invierte ni siquiera en amortización de capital y eso significa estancamiento y pobreza”, dijo.

Al responder otra pregunta, Macri también hizo una justificación de los actos de su gobierno, mezclada con algunos toques de autocrítica, al reconocer que “esperaba esperaba trabajar 8 años y dar vuelta esta historia definitivamente para un mejor futuro para los argentinos”, pero que “no se dio, nosotros también cometimos errores y no había un contexto para poder abordar las situaciones en profundidad por todos los problemas que tenía la Argentina y que heredamos”.

Mauricio Macri habla en el Foro de la Fundacion Internacional para la LibertadMencionó que al asumir la Presidencia “estaba el Estado Nacional quebrado, en default, sin energía, no tenía reservas el Banco Central, no tenía siquiera sistemas de información y estaba aislado del mundo”, pero destacó que “todo era como asintomático, como hasta el último día se vivió que era normal consumir reservas de gas, de petróleo y del Banco Central, el ciudadano común sintió que había un cierto nivel de consumo razonable y cuando tuvimos que empezar a poner en evidencia todos los esfuerzos que había que empezar a hacer, a partir de entender que la vida es trabajar superarse, eso nos llevó a lo que pasó”, en alusión a los problemas de la economía.

Tras admitir que “en lo económico no estuvimos a la altura de las expectativas que generamos”, Macri se mostró conforme porque su gobierno fue el primero de origen no peronista que terminó el mandato: “Logramos cruzar el Canal de la Mancha a nado, algo que no pudo ni siquiera mi ídolo, Frondizi”. Y sostuvo que “el peronismo siempre ha tenido una centralidad y un poder tan importantes que siempre ha generado inestabilidades muy grandes”, e insinuó que el PJ lo había desestabilizado, pero que él había podido terminar sus cuatro años de gestión “con resiliencia, convicción y apoyo del mundo, mostrando que se podía gobernar y se podían hacer muchas cosas”.

Al referirse a su derrota electoral, destacó que hubo muchos argentinos que “se dejaron tentar por una propuesta que les decía vuelvan con nosotros que les damos asado gratis o les llenamos la heladera, y ahora en vez de llenarse la heladera muchos van a ver que la pierden”, por lo que señaló que la gente se dará cuenta de que “el rumbo del gobierno anterior era el correcto y lo que falló fue la implementación y la explicación de por qué estamos haciendo ese esfuerzo, trepar una montaña que a muchos les pareció que no hacían nunca cumbre”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here