«Me mandé una macana», la confesión de un hombre que mató a su expareja y a la hija en Santa Fe

0
289

Una madre y su hija fueron encontradas asesinadas dentro de una casa de la ciudad de Santa Fe. «Me mandé una macana», le dijo la expareja de la mujer a su hermana, minutos después del femicidio. El hombre, que tenía varias denuncias por violencia de género, se escapó y todavía no fue encontrado por la policía.

El doble crimen fue descubierto este domingo al mediodía en una vivienda ubicada en la calle Azopardo al 10400, en el barrio René Favaloro, donde Verónica Ramírez, de 34 años, vivía junto a su hija, de 10. La policía llegó al lugar gracias al llamado de una mujer que dijo que su hermano se había presentado en su casa exaltado y ni bien abrió la puerta le confesó que había matado a su exnovia y a la hija.

De esta manera, el personal de la comisaría 14ta. se trasladó hasta la casa de Ramírez y encontró a las dos víctimas asesinadas a golpes. En la escena del crimen trabajaron los detectives de la Policía de Investigaciones (PDI) y el fiscal de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación (MPA), Gonzalo Iglesias.

Familiares y amigos de la mujer llegaron a la casa de las víctimas y dijeron que Verónica había estado en pareja con un hombre a quien ella denunció en reiteradas oportunidades por violencia de género.

El acusado, un hombre de unos 30 años identificado como Hugo Daniel B., es buscado intensamente por las autoridades. De acuerdo al diario El Litoral, al momento de concretar la masacre vestía una campera color azul, pantalón color mostaza y zapatillas blancas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here