«Mi marido no está prófugo, él está pidiendo garantías para que todo se haga en el marco de la ley»

12
580

En la mañana de éste sábado se concretó la 2ª marcha por la Justicia y Libertad convocada por la familia del concejal Eduardo Ruiz, que recibió una gran adhesión del ciudadano bandeño.

La marcha partió desde la plaza Manuel Belgrano encabezada por Roxana Figueroa de Ruiz y sus hijos Eduardo y Leandro, también marcharon con ellos funcionarios comunales, ediles del Movimiento Viable y público en general.

Durante el recorrido que tuvo lugar por las avenidas Belgrano; Besares; San Martín; Aristóbulo del Valle, para despues transitar por las calles Rivadavia; España; Sarmiento y Alem. fue en la esquina del mercado Unión donde la esposa de Ruiz dirigió unas palabras a los presentes.

«No somos violentos, no le vamos a faltar el respeto a nadie y si piensan que lo hacemos por decir la verdad entonces todos los que estamos aquí somos unos hipócritas. La verdad es que en esta provincia se está faltando el respeto a la libre expresión y  la libertad de poder defendernos. Mi marido no está prófugo, él está pidiendo garantías para que todo se haga en el marco de la ley y respetando la constitución», subrayó Roxana Figueroa.

Asimismo aclaró: «Yo no soy la ex de nadie, soy la misma persona que lo está acompañando y conteniendo desde hace 30 años. Sufrimos y lloramos igual que ustedes y hoy más que nunca les digo que no van a lograr vencernos ni doblegarnos, no nos arrepentimos de nada».

En ese contexto señaló que quienes salen a declarar en torno a la vida privada de su familia primero tendrían que arreglar sus problemas personales.

También agradeció las muestras de solidaridad recibida por los bandeños y gente del interior de la provincia «que también la están pasando muy mal».

Un logro en medio de la tristeza 

En la ocasión, la esposa del concejal Ruiz compartió con los presentes una experiencia personal.

«Quería contarles que Juancho (Juan Manuel, su segundo hijo) aprobó su exámen en medio de esta locura, fue muy emotivo porque la última obra de su repertorio se la dedicoó a su padre. Con lágrimas y muy conmovido terminó  su concierto. Guardamos las fotos y la grabación de su exámen para cuando su papá vuelva y pueda disfrutar de ese hermoso regalo,ojalá que así sea».

Finalmente señaló: «No se dónde ni como está, pero a mi gladiador le digo que aquí estamos poniendo el pecho para que no te llegue ninguna bala».

12 Comentarios

  1. Q lástima q todos los acusados no tengan los mismo privilegio se pueden escapar y presentarse cuando ellos quieran si es inocente se tenia q presentar y tapar la boca a todos . Pero como se dice cuando haces gargara algo pasa. El se tumbo un montón y una lo tenia que prender. Pobre gente le pomaban asistencia a los de los planes se pasan

    • Sa pavo si se presenta la justicia inventa cualquier cosa para encancerlarlo por que quieren eliminarlo el gobierno que hoy vivimos para poder seguir ellos arriba

  2. Si a chabay hay que meterlo preso sin ser juzgado, que abran guantánamo para el que lo persigue…¡ya se les va a terminar la joda! son últimos manotazos de ahogado de éste gobierno y sus jueces y monopolio empresarial, a quiuén quieren engañar?

  3. La gente pelotuda, con la mente rètrograda al orden del dìa, que raro nò. Respeten el dolor de la familia, màs sentido comùn y coherencia. Les puede pasar a ustedes tambièn…

  4. La justicia debe ser ciega para todos. O no vieron que está vendada los ojos?. Dejen que actué… Nadie niega el dolor de la familia. Y la sociedad No se debe hacerse cargo de delitos. Terriblemente mal en hacer marchas… Esperen al menos una sentencia o ya saben que es culpable?. Que se entregué. Y si él no cree en la justicia que hacía de funcionario entonces? Hay que dar el ejemplo. Vamos!!!

    • Nancy, no se en que mundo vives o si tienes algo de conocimiento de derecho o si leíste la constitución alguna ves, bueno, si sabes cual es el derecho de los ciudadanos, entonces creo que está de más tu comentario. Yo ciudadano de un país democrático, apoyo este tipo de manifestación porque no me gustan que invadan mis derechos y estoy absolutamente de acuerdo con lo que piden sus familiares. OTRA COSA POR AHÍ TE SIRVE ESCUCHAR LOS MENSAJES DE ROXANA O DE SU HIJO EDUARDO, ELLOS DEJAN EN CLARO COMO SE SIGUE EL PROCESO, QUE EL CUAL SUS ABOGADOS NO PUEDEN TENER ACCESOS A LOS ESCRITOS, ESO SIGNIFICA QUE LOS DENUNCIANTES ESTÁN ACTUANDO EN CONTRA DE LO QUE DICE LA CONSTITUCIÓN.

  5. MALDITO EL QUE TUERCE LA JUSTICIA
    El tema de la justicia en los tribunales sale con frecuencia en la Biblia. Se ve que a Dios le preocupa el asunto.
    También por acá abajo nos preocupa bastante… El auto de procesamiento dispuesto por el Juez Raul Santucho en el caso Eduardo Chabay Ruiz ha puesto a hervir el problema de la corrupción del Poder Judicial de Santiago del Estero, haciendo evidente el manejo desde el Poder Ejecutivo a su entera voluntad al inmiscuirse en la decisión de los Jueces (en particular del Juez Raul Santucho que a su vez su señora esposa es Secretaria del Juzgado de Paz letrado de 4 ta. Nominación).
    En la actualidad, se discute el tema con calor y hay opiniones para todos los gustos. Pero no se puede negar que desde el suelo de la realidad Santiagueña se levanta un sordo clamor popular ascendente, que grita pidiendo un PODER JUDICIAL NUEVO, con gente decente… con jueces idóneos, con magistrados probos.
    Por ello me ha parecido bien poner a disposición de los creyentes de buena voluntad una serie de textos bíblicos acerca de la justicia en los tribunales. Por desgracia, estos textos no son demasiado conocidos, pero espero que nos sirvan para reflexionar, aclarar ideas y rogar a Dios…
    EN EL LIBRO LLAMADO DE LOS JUECES aparece esta figura del “JUEZ” como alguien que EN NOMBRE DE DIOS se preocupa de hacer justicia a los oprimidos. No se trataba solamente de juzgar desde un tribunal, sino de hacer realmente justicia, liberando de hecho a los oprimidos de las manos de sus explotadores. Sería interesante leerse todo el libro. Como ejemplo podemos citar el versículo 16 del segundo capítulo: “Yavé hizo que se levantaran «jueces», o sea, libertadores, que salvaron a los israelitas de sus explotadores”.
    En los primeros textos bíblicos de tipo legislativo se dan a los jueces sabias normas de comportamiento. Veamos algunas: “Si eres juez, no hagas injusticias, ni en favor del pobre ni del rico. Con justicia juzgarás a tu prójimo” (Lev 19,15). “Los jueces examinarán minuciosamente, y si resulta que el testigo ha dicho una mentira, acusando falsamente a su hermano, le impondrán a él la pena que pretendía imponer a su hermano. Así arrancarás el mal de en medio de ti, porque los demás al saberlo temerán y no cometerán cosas semejantes” (Dt 19, 18-20).
    Los profetas atacaron con frecuencia la corrupción de los poderosos y de los jueces de su tiempo.
    Isaías denuncia a “los que hacen condenar a otro porque saben hablar y les meten trampas a los jueces a la puerta de la ciudad, y niegan, por una coma, el derecho del bueno” (Is 29,21).
    Amós, el profeta campesino, denuncia en nombre de Dios las realidad judicial de su época. Sus citas son abundantes. Veamos algunas: “¡Ay de ustedes, que transforman las leyes en algo tan amargo como el ajenjo y tiran por el suelo la justicia! Ustedes odian al que defiende lo justo en el tribunal y aborrecen a todo el que dice la verdad” (Am 5,10 ). “Yo sé que son muchos sus crímenes y enormes sus pecados, opresores de la gente buena, que exigen dinero anticipado y hacen perder su juicio al pobre en los tribunales” (Am 5, 12). “¿Galopan por las rocas los caballos o se ara el mar con bueyes, para que ustedes cambien en veneno el derecho o en ajenjo las sentencias del tribunal? (Am 6, 13 ).
    Miqueas hace una lastimera descripción de su sociedad, que desgraciadamente no está lejos de nuestra realidad: “Los creyentes han desaparecido del país, y entre sus habitantes no se encuentra ni siquiera un hombre justo. Sus manos son buenas para hacer el mal: el príncipe es exigente; el juez se deja comprar; el poderoso decide lo que le conviene. Su bondad es como cardo, su honradez peor que una hilera de espinos” (Miq 7,2-4).
    Pero los profetas no se dedicaban sólo a denunciar. Ellos sabían dar esperanzas también. Isaías anuncia la era mesiánica, en la que se promete una verdadera justicia: “Cuando se haya terminado la opresión, haya desaparecido el tirano, y se hayan alejado los que aplastan el país, entonces, el trono tendrá como base la dulzura y en él se sentará con confianza, bajo la carpa de David, un juez amante del derecho, y dispuesto a hacer justicia” (Is 16,5).
    Los libros sapienciales dedican también largos párrafos al tema. El Eclesiástico, por ejemplo, se deleita viendo a Dios como juez que sabe defender a los pobres: “El Señor es un juez que no toma en cuenta la condición de las personas; él no se deja influenciar por la situación del que perjudica al pobre…; no desoye la súplica del huérfano ni de la viuda cuando cuenta sus penurias” (Eclo 35,15-17).
    Los salmos recriminan con dureza a los jueces corruptos: “¿Hasta cuándo serán jueces injustos, que sólo favorecen al impío? Denle el favor al huérfano y al débil, hagan justicia al pobre y al que sufre, libren al indigente y al humilde, sálvenlos de las manos del impío” (Sal 82, 2-4).
    En el Nuevo Testamento se insiste en que a Dios no se le puede engañar, pues él, según la verdad de los hechos, ha de juzgarnos a todos. “Todos hemos de comparecer ante el tribunal de Dios” (Rm 14, 10; Ap 18,8).
    En la carta de Santiago aparece un texto muy fuerte, en el que se acusa a los terratenientes que no pagaban un sueldo justo a sus jornaleros. Y se añade: “Son los ricos quienes los aplastan a ustedes y los arrastran ante los tribunales” (Sant 2,6).
    Se podrían dar bastantes textos más sobre el tema. Pero por hoy son suficientes. Si no, esto va a parecer un empedrado de citas bíblicas. Por lo menos espero que nos hayamos dado cuenta de que el tema de la justicia en los tribunales es frecuente en la Biblia, y que, por consiguiente, todos los que pretendemos creer en Dios con sinceridad, de ninguna manera debemos separar fe y justicia. La fe en el Dios verdadero lleva siempre a la justicia, a todos sus niveles. Una fe que lleve a cometer y justificar injusticias no es sino mera idolatría.
    No es de extrañar, pues, la maldición del título de este artículo: maldito el que tuerce la justicia; maldito de Dios y maldito del pueblo. Dios quiere “que la justicia sea tan corriente como el agua, y que la honradez crezca como un torrente inagotable” (Am 5,24).

  6. Cuando se anteponen los intereses políticos a la Justicia, nada puede salir bien. Ahora se hacen marchas por una causa de un delito aberrante y si no se deja trabajar a jueces, fiscales y defensores, el mismo imputado se verá perjudicado. Ya su carrera política esta pendiendo de un hilo, Massita se borró, los medios nacionales lo crucificaron, aparecen abogados mediáticos especialistas en embarrar la cancha y el boca a boca del Pueblo esta cada vez mas dividido. Muchos por sus anti-zamorismo prefieren creer en las conspiraciones, por su anti-chavaismo lo pintan como un burdo violador que abusaba del mismo poder que las urnas le brindaron. Y todo son oscuras especulaciones, tristes y lamentables. Dejen que actúen los jueces, porque no pueden ser probos y honestos cuando condenan a los que aborrecemos y patéticos instrumentos de Zamora cuando lo hacen con alguien como Chavay. Si se dicen democráticos, dejen actuar las instituciones de la democracia.

  7. LA TERTULIA DIARIA.
    Desde la mesa de amigos, sea de asado o picada, más populosa o reducida, hasta la mesa de café, más concurrida o íntima, el motivo y centro de conversación, es lo incapaz (…) que resulto ser Gerardo Zamora. Y como usa la estructura de gobierno con fines personales. Su vergonzosa intervención en el poder judicial y su presencia ridícula, fantasmagórica, en cada acto, donde la gobernadora es, o debería serlo, la figura central. Este tipo gobierna desde la sombra. Indica locuras a ministros, en especial a Sugus Suárez, quien debe llevar los partes a los medios gráficos que informan sólo la historia berreta de Gerardo Zamora. No hay un juez o funcionario, que se oponga o revierta su demencial indicación. Estamos en un momento complicado de gobierno. Cuidemos la institución de la gobernadora. Hoy hay gente sufriendo por el temporal y el senador, usa esta situación, junto a su banda de lacayos, cobardes, trapos viejos de miembros Sindicalistas y sachas funcionarios cagados de miedo, para cambiar ficha afiliación por chapa o alpargata. Recuerdan esta táctica no? Es entendible el silencio» a voces» del santiagueño. ZAMORITA SOS UN SIMPLE LOCO CON PODER. NO UN LÍDER. NI MENOS CONDUCTOR.

  8. Te invito a q leas la carta organica y te empapes de ella, para asì no hablar sin saber…una persona q ocupa un cargo, tiene fueros, por ende no puede ser detenido. Lo q hizo el gobierno y cya fue violar las leyes una vez màs. Sin olvidarnos todas las aberraciones q està haciendo (pagar $250 para q sigan denunciando abusos) ¿en q cabeza cabe? Sòlo en el de una persona ENFERMA, QUE NO ACEPTÒ, PERDER EN LA BANDA, QUE NO RESPETA LA VOLUNTAD DE LA GENTE, QUE ELIGIÒ CON MÀS DEL 50%. LA BANDA ES EL ÙLTIMO BASTIÒN DE LA DEMOCRACIA, LA BANDA ES LA CIUDAD DE LA BANDA, ESPACIO DE VIDA INTENGRA, PROPIA!!!!!!!! NO PUEDE SER QUE LOS UNIFORMADOS EN VEZ DE CUIDARNOS, NOS REPRIMAN…BASTAAAA!!!!!!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here