Miguel Del Sel habló de su futuro: «Si vuelvo a Midachi, renuncio como embajador en Panamá»

0
348

El embajador argentino en Panamá, Miguel Del Sel, adelantó que piensa dejar la política para retornar al humor y tener «una vida tranquila, de artista».

Para ello, tiene que confirmarse una versión que suena fuerte desde el año pasado, y que tiene que ver con el posible retorno del trío humorístico que lo impulsó como actor cómico. «Si vuelve Midachi, renuncio a mi cargo», avisó Del Sel.

La vuelta del grupo a los escenarios estaría casi concretada para este 2017. De hecho, hace dos meses el santafesino se reunió en Panamá con sus antiguos compañeros, Darío «Chino» Volpato y «Dady» Brieva, y ahora lo hizo en «Punta».

Según el ex candidato a gobernador de Santa Fe por el PRO, «en los próximos días» se resolverían los detalles que faltan para el regreso. Incluso trascendió que la Cancillería ya está pensando el nombre de su reemplazante, según consignó el diario La Capital.

«Me daría un descanso de la política, que en la Argentina es sucia», sentenció. Y descartó la posibilidad de pedir una licencia: «No lo hice cuando fui diputado nacional para hacer mi campaña a gobernador, imaginen ahora. No me parece bien hacer eso. Creo que uno se la tiene que jugar en la vida».

Así las cosas, el futuro del embajador está prácticamente definido. «Volvería de Panamá, renunciaría a mi cargo y emprendería esta nueva etapa que nos llenaría de alegría», señaló.

«Yo me metí en política para ganarle al peor gobierno, al más corrupto de la historia. Siento que ya hice mi parte, ya he ayudado como ciudadano y estoy satisfecho. Yo también tengo que atender mis cosas, estar en mi casa, con mis hijas, tengo el campo también. Quiero volver a mi vida normal, de artista, a disfrutar de la vida», dijo Del Sel.

Sobre su trabajo como representante de la Argentina en Panamá, Del Sel señaló: «En diez meses pude ver a mis hijas sólo ocho días. Además, extraño mi casa. Cuando uno está lejos es difícil controlar todo. Creo que fui fuerte durante estos meses y lo compensé con mucha actividad y trabajo».

Miguel Del Sel llegó a Panamá de la mano del presidente Mauricio Macri, quien una semana después de llegar a la Casa Rosada lo nombró embajador. Atrás había quedado la derrota electoral de Del Sel para la gobernación de Santa Fe en 2015, cuando perdió por apenas dos mil votos. El cómico había dicho que si no ganaba abandonaría la política, pero aceptó el cargo diplomático y viajó al país caribeño.

Dejó algunas polémicas durante su gestión. En pleno revuelo por la investigación de los Panamá Papers, firmó un acuerdo para que la aerolínea Copa autorizara vuelos diarios desde Rosario hasta Panamá.

También fue blanco de críticas cuando se conocieron fotos del cumpleaños que le organizó a un amigo en la residencia oficial, donde se lo ve relajado en la pileta con algunos invitados, uno de ellos exhibiendo un lechón listo para la parrilla.

Sus declaraciones no fueron menos polémicas. Entrevistado para un canal de la televisión panameña, señaló: «Hoy cumplo un mes en Panamá. Ya fui cuatro veces a jugar al fútbol. Fui a ver a Alianza contra Tauro. Perdió Alianza porque me hicieron hincha de Alianza. Fui a ver a la selección Panameña contra Haití y filmé el gol».

También dijo tener «otro tipo de contacto con Panamá», como cuando le tocó una vez «subir a cantar con Rubén Blades» la canción «Buscando guaiaba», o cuando presentó a Roberto «Mano de Piedra» Durán en Mar del Plata, un día que «cantó salsa».

En ese tiempo, parecía sentirse a gusto en tierras caribeñas: «Yo debo haber sido en mi vida anterior o panameño o nicaragüense, debo andar por acá por la zona», aseguró.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here