Miles de personas despidieron a la Virgen del Rosario de San Nicolás

0
244

Una multitud despedió, en la noche del sábado, a la Virgen del Rosario de San Nicolás cuya imagen permaneció durante 15 días en la parroquia Cristo Rey. La misa estuvo presidida por el obispo Francisco Polti quien resaltó que se debe edificar la familia sobre la ley divina.

De la celebración Eucarística participaron más de 3.000 personas, quienes coparon el templo de Cristo Rey.

Desde horas muy tempranas, los fieles visitaron a la Madre de Jesús; desde distintos puntos de Santiago y de otras provincias llegaron a La Banda para visitar a María. Cabe indicar que durante la semana fue incesante la presencia de católicos, quienes demostraron tener una fe enorme en la Virgen.

En la noche del sábado, el obispo Francisco Polti, no quiso estar ausente y presidió la misa de despedida.

Durante su homilía el prelado destacó, «estoy seguro que arde en sus corazones, y en el mío también, para que ella se quede y acerque sus manos para que nos lleve al cielo».

Más adelante destacó, «hay que estar vigilantes para que no seamos invadidos por la algarabía y las preocupaciones que llenan un mercado, hay que vivir para escuchar y alabar a Dios en medio de nuestras preocupaciones».

En otro orden de cosas Polti manifestó, «hoy más que nunca hay que edificar la familia sobre la ley divina, que no puede ser sustituida por que no puede ser sustituida por cualquier otra ley. Nadie puede abolir los mandamientos que nos recuerda hoy la lectura del Libro del Éxodo: “No matar, no cometer adulterio, no robar, no decir falsos testimonios”, agregó.

Polti concluyó rogando a María, «nos ayudes a cumplir los mandatos del Señor y amarle con todo nuestro corazón”.

Tras la celebración Eucarística la cantante María Canata interpretó el Ave María, una canción que hizo emocionar a las miles de almas que estuvieron presentes en el lugar.

Luego los servidores procedieron a colocar la imagen de la Virgen del Rosario de San Nicolás en una urna, la colocaron en una camioneta y emprendió su regreso, en medio de una multitud que la saludó con pañuelos blanco en alto y flores.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here