Monseñor Bokalic instó a los jóvenes a trabajar para prevenir las adicciones

0
108

El pasado fin de semana, en la parroquia Cristo Rey, 27 personas recibieron el Sacramento de la Confirmación. La celebración estuvo presidida por el obispo Vicente Bokalic quien afirmó, «ser testigos de Jesús es estar insertos en las realidades que nos tocan vivir en cada una de las comunidades». 

A pesar de las inclemencias del tiempo, que reinó durante el fin de semana, un importante número de fieles acompañó a los cristianos que recibieron el Sacramento de la Confirmación. 

En la oportunidad el pastor de la iglesia santiagueña destacó, «a través del Sacramento de la Confirmación, vamos a confirmar aquello que ya somos: bautizados. En el bautismo recibimos el Espíritu Santo, ahora reibimos la plenitud del Espíritu que los hará testigos de Jesús».

Seguidamente puntualizó, «recuerdo que antes, las personas mayores seguramente se acordarán, nos decían que con la Confirmación nos convertíamos en soldados de Cristo. Pero en la actualidad nos quedamos con el témino de ser testigos. Y el testigo es aquel que ha visto algo».

«Nosotros testimoniamos la experiencia que tenemos de Jesús, es hablar en su nombre, anunciar a Jesús, es vivir las enseñanzas y e lreino de Jesús, esto es ser testigos», sentenció Bokalic.

A la vez acotó, «quién es Jesús para mí, es alguien a quien recurro con el que hablo, qué grado de intimidad tenemos con Jesús. El testigo es aquel que ve las necesidades, las sentimos en carne propia, nos toca, nos conmueve, nosotros tenemos que dar una respuesta. Jesús vino para darnos luz, esperanza».

En otro orden de cosas el prelado santiagueño expresó, «vivimos con tantas tristezas, violencia, egoísmos; y los confirmados estamos llamados a aportar algo distinto a la sociedad. Si hemos sentido el amor de Jesús, necesitamos transmitir algo. Nuestra sociedad necesita mucho».

En la jornada del domingo se conmemoró el Día Internacional de la Prevención y Lucha contra contra las adicciones; en ese contexto monseñor sentenció, «nuestra sociedad está enferma». Dirigiéndose a los jóvenes preguntó, «qué hacemos ante tanto mal, sabemos lo que hace la droga, destrucción, tantas mamás afligidas al ver a sus hijos sumidos en este problema». 

«Qué hacemos confirmados ante todo esto. No son un caso, son cantidades de chicos, jóvenes y algunos mayores atrapados por las adicciones, como destruye nuestra sociedad«, lamentó el titular de la Diócesis de Santiago del Estero.

En este contexto Bokalic instó a los confirmados a trabajar para prevenir las adicciones, «nuestras comunidades deben ser acogedoras con estos jóvenes, para que encuentren un lugar para crecer como personas humanas, sentirse famlias. Detrás de cada adicto se da un desamparo, necesitan de una caomuniad que los reciba».

«No podemos mirar a otro lado. Hay comunidades que hacen pequeños caminos, trabajan en el cuidado de los chicos, es una gran tarea. Esto es la tarea del confirmado de estar allí. Nescitamos agruparnos, para responder a tantas necesidades. Este es uno de los problemas grandes que corren riesgos nuestros chicos, tenemos que abrir los ojos. Acompañar los procesos de sanación que es difícil«, acotó.

A la vez sostuvo, «ser testigos de Jesús es estar insertos en las realidades de cada una de las comunidades».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here