Monseñor Bokalic: «Les deseo a los bandeños que puedan vivir una Navidad de reencuentro, de paz en familia»

0
150

La iglesia católica universal se prepara para vivir uno de los acontecimientos más importante en la vida de los cristianos como es el nacimiento de Jesús. Por tal motivo el obispo diocesano de Santiago del Estero, Vicente Bokalic envió un mensaje especial a todos los bandeños.

En diálogo con LA BANDA DIARIO el prelado santiagueño señaló, «son celebraciones muy caras y muy significativas para nuestras vidas, especialmente para todos nosotros como comunidad eclesial, como iglesia. Es un momento muy especial para renovar esta esperanza, la llegada de Jesús. El nacimiento del Redentor no es un acontecimiento del pasado, este nacimiento se renueva en cada momento«.

«Hay una hermosa canción que dice si cada día es Navidad, si cada día nace Dios; y Dios nace cuando hay corazones abiertos, pobres, humildes, sencillos como el de los pastores de Belén. En aquel momento el nacimiento fue recibido con mucha alegría. Necesitamos revivir el nacimiento de Jesús que se hace hermano nuestro«, sostuvo.

Más adelante agregó, «yo les deseo a todos los bandeños, a toda la gente de ese departamento inmenso que puedan vivir una Navidad de encuentro, de paz en la familia. Él nos viene a traer la paz la cual necesita corazones reconciliados. Necesitamos superar soberbias, enemistades, egoísmos para que el Señor nos regale esa paz. Él quiere llenarnos de paz, uno de los bienes más grande que necesita cada corazón humano. Jesús es el Príncipe de la paz, tal como nos anunciaba el profeta Isaías, el Redentor que nos trae la paz que nace del diálogo, de la comprensión, del caminar juntos, de saber aceptar diversidades, superar confrontaciones».

Monseñor también manifestó, «que lindo si estuvieran en sus casas con un pesebre aunque sea la imagen de Jesús con María y José, detenerse un instante antes de brindar, de compartir la mesa y darle gracias por la vida, y pedirle al Príncipe de la paz que derrame esa gracia en el corazón de la familia para que se recrea la esperanza, para que puedan celebrar con alegría el nacimiento del Redentor. Que nos haga fuerte en este caminar, el Príncipe de la paz que viene enviado por Dios por amor hacia nosotros».

«Que podamos recrear este espíritu navideño en nuestros hogares. Corremos el riesgo de que la Navidad se transforme en un encuentro muy ruidoso, y que no nos deje nada; la Navidad es un acontecimiento para vivirlo interiormente, por eso nos hemos preparado durante Adviento», añadió el obispo.

«Yo les deseo a cada familia que se reencuentren con ese Jesús, autor de la paz, que es vida, esperanza, que se alió con nosotros para siempre. No estamos solos en este camino, sabemos que tenemos dificultades, tristezas, pérdidas pero hay alguien que nos acompaña, que nos escucha. Que podamos construir hogares más unidos, comunidades que se abran a los hermanos que sufren», concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here