Moro pide a sus seguidores evitar manifestaciones el día que declare Lula

0
279
Foto Web

Ante una escalada de tono en los medios y las redes sociales por la declaración como procesado este miércoles del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, el juez Sergio Moro, de la Operación Lava Jato, pidió a sus seguidores abstenerse de manifestarse ese día para evitar conflictos con los que irán a defender al líder del Partido de los Trabajadores (PT).
En un clima de polarización social que el miércoles promete repetirse en las calles de la capital del estado de Paraná, el juez Moro publicó un video en la página de Facebook en su homenaje que le hizo su esposa.

«Mucha gente que apoya a la Operación Lava Jato pretende venir a Curitiba o la propia gente de Curitiba, que quieren dar su apoyo. Para evitar incidentes, conflictos, para que nadie se lastime, mi sugerencia es que no vengan, no se necesita, todo será normal. Nada de diferente a lo normal de un interrogatorio ocurrirá», dijo Moro en Facebook.

Unos 30.000 seguidores de Lula son esperados el miércoles frente a los tribunales, según la policía.

La policía informó que cortará el acceso a 150 metros del tribunal, mientras que en Curitiba el grupo derechista Vem Pra Rua pagó publicidades gigantes en las rutas mostrando a Lula vestido con traje a rayas, simulando un presidiario.

El interrogatorio había sido previsto para el 3 de mayo pero fue postergado por cuestiones de seguridad: caravanas de militantes a favor y en contra están organizadas para partir hacia la capital del estado de Paraná, que limita con la provincia de Misiones.

Dos revistas este fin de semana publicaron una tapa sugiriendo violencia: Veja, la más vendida y abiertamente opositora durante los años del PT, puso a Moro y Lula como luchadores mexicanos, con máscaras, frente a frente, dispuestos a luchar.

Istoé, editorialmente aliada al presidente Michel Temer, puso en un ring a Moro y a Lula: al juez vestido de amarillo y azul, los colores del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), y al ex mandatario de rojo, como el PT.

Muchos aliados de Lula apuntaron que las revistas colocaron a Moro como parte y no como juez,ya que la acusación la realiza en Brasil la fiscalía..

Lula, quien el sábado se dio un ‘baño popular» al participar con el ex presidente uruguayo José Mujica en San Pablo de la feria de productos orgánicos del Movimiento Sin Tierra (MST), aliado al PT, declarará el lunes por corrupción en el caso en el que se investiga si la constructora OAS le dio un apartamento a cambio de contratos con Petrobras.

El interrogatorio había sido previsto para el 3 de mayo pero fue postergado por cuestiones de seguridad: caravanas de militantes a favor y en contra están organizadas para partir hacia la capital del estado de Paraná, que limita con la provincia de Misiones.

Dos revistas este fin de semana publicaron una tapa sugiriendo violencia: Veja, la más vendida y abiertamente opositora durante los años del PT, puso a Moro y Lula como luchadores mexicanos, con máscaras, frente a frente, dispuestos a luchar.

Istoé, editorialmente aliada al presidente Michel Temer, puso en un ring a Moro y a Lula: al juez vestido de amarillo y azul, los colores del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), y al ex mandatario de rojo, como el PT.

Muchos aliados de Lula apuntaron que las revistas colocaron a Moro como parte y no como juez,ya que la acusación la realiza en Brasil la fiscalía..

Lula, quien el sábado se dio un ‘baño popular» al participar con el ex presidente uruguayo José Mujica en San Pablo de la feria de productos orgánicos del Movimiento Sin Tierra (MST), aliado al PT, declarará el lunes por corrupción en el caso en el que se investiga si la constructora OAS le dio un apartamento a cambio de contratos con Petrobras.

El abogado de Lula, Cristiano Zanin Martins, dijo que la declaración del detenido Duque el pasado viernes «forma parte de una estrategia para obligar a declarar contra Lula a detenidos debido a la falta de pruebas».

La propiedad inmobiliaria en cuestión está ubicada en Guarujá y pertenece a la empresa OAS, que admitió tener un departamento de sobornos igual que Odebrecht para pagar coimas y ganar licitaciones.

En este caso, el edificio en cuestión había sido propiedad del sindicato de bancarios y la esposa de Lula, hoy fallecida, había entrado en 2005 con una cuota para la construcción desde el pozo.

Sin embargo, el proyecto fracasó y fue comprado por OAS, pero la familia de Lula no siguió pagando. El empresario Pinheiro llevó al ex mandatario hace tres años al lugar para volver a ofrecérselo, pero el propio Lula dijo que rechazó el ofrecimiento.

La justicia determinó que el apartamento no está a nombre de Lula, pero la Operación Lava Jato sostiene que existe ocultación de patrimonio.

Al lado de Mujica, el viernes por la noche en San Pablo, durante un congreso regional del PT, Lula respondió la declaración de Duque, la primera hecha por este ex gerente de carrera de Petrobras que dijo que recibió coimas de hasta 20 millones de euros en Suiza por parte de empresas que ganaban licitaciones con ventajas.

«Si no me detienen rápido, seré yo el que los mande a detener a ellos por mentir tanto sobre mí, hace dos años que buscan acusaciones y hace dos años que la tapa de los diarios apuntan a que detengan a Lula», dijo el ex presidente, favorito para las elecciones del próximo año según las encuestas.

El ex sindicalista acusó a los fiscales de la Operación Lava Jato de persecución y al juez Moro ante la ONU por abuso de autoridad por haberlo llevado a declarar por la fuerza siendo testigo el 4 de marzo de 2016, una fecha emblemática de la crisis brasileña que terminó con el juicio político y la destitución de Dilma Rousseff.

Lula puede ser inhabilitado para competir en las elecciones si es condenado en primera y segunda instancia, por eso también libra una batalla contra el tiempo y los plazos procesales.

Moro y los fiscales de Curitiba sufrieron una derrota jurídica la semana pasada cuando la corte liberó provisoriamente al ex jefe de ministros José Dirceu, condenado a 32 años por corrupción, acusado de recibir dinero de empresas constructoras para asesorarlas ante gobiernos sudamericanos, ya fuera del elenco ministerial de Lula.

Parte del Supremo Tribunal Federal abonó la idea de que las prisiones sin condena son extensas en la llamada despectivamente «República de Curitiba».

La grieta brasileña, que aquí se conoce como «clima de Fla-Flu» (por el clásico carioca, Flamengo-Fluminense), estará a la vista esta semana con la declaración de Lula ante el juez Moro en el caso de corrupción más grande de la historia reciente de Brasil.

Fuente: Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here