Motochorros evadieron un control en Villa Devoto y mataron a un efectivo

0
165

Un oficial de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires murió este sábado en Villa Devoto luego de ser atropellado por dos motochorros que minutos antes habían robado ese vehículo y venían escapando.

El hecho ocurrió alrededor de las 7 horas en la colectora de la avenida General Paz y Concordia cuando el policía, que había recibido el alerta, intentó detenerlos para frustrar la fuga y fue violentamente arrollado.

A pesar que sus compañeros llamaron de inmediato a una ambulancia al advertir que su cabeza sangraba mucho y había quedado prácticamente sin signos vitales, cuando llegaron los médicos ya había muerto.

A raíz del impacto, el acompañante que iba a bordo de la motocicleta, de 21 años, también fue despedido y perdió la vida en el acto. El que conducía el rodado, de 27 años, fue detenido.

Uno de los motochorros murió en el acto y el otro fue detenidoLa víctima fue identificada como Ricardo Hernán González Sueyro. Tenía 38 años, se desempeñaba como Oficial Mayor en la Comuna 11 B, era papá de un nene de 5 años y su esposa está embarazada de 8 meses. Al momento de ser atropellado se encontraba en el puesto Gascón de la General Paz.

Según la reconstrucción que hicieron los investigadores, un policía que estaba de servicio en New York y Quevedo fue alertado por una persona que le dijo que le había robado la moto por lo que inmediatamente emitió una alerta por radio.

Fue ahí cuando todos los efectivos de la zona empezaron a recibir directivas sobre el trayecto que estaban haciendo los delincuentes para poder detenerlos.

La víctima fue identificada como Oficial Mayor Ricardo Hernán González Sueyra, de 38 añosTras escapar por la avenida San Martín, los ladrones doblaron hacia la colectora -mano al Río de La Plata- y se toparon con el policía que no dudó en poner su cuerpo para evitar la huida.

De la investigación también participa la Policía Federal, quien junto con los efectivos de la Ciudad intentan reconstruir lo sucedido a través de las filmaciones de las cámas de seguridad y las cámaras de vigilancia de las casas de la zona.

La policía científica se encuentra trabajando en el lugar. Interviene el Juzgado en lo Criminal y Correcional 31, a cargo del Dr. Edmundo Rabbione, quien calificó el hecho como “homicidio criminis causa”.

En  un hecho similar, una mujer policía también fue atropellada y asesinada por un motociclista que intentó evitar un control de tránsito en el partido de Lanús, a principios de septiembre.

En aquella oportunidad, la víctima -que junto a otros tres efectivos mientras realizaban un control rutina- fue embestida por una Gilera Smash con dos ocupantes a bordo que no respetaron la voz de “alto”.

La oficial Julia Valles, de 31 años, sufrió graves heridas y falleció a los pocos minutos como consecuencia del golpe que sufrió su cabeza contra el cordón, pese a las tareas de reanimación del personal médico que había sido alertado por sus compañeros.

Estos dos recientes episodios hacen recordar lo ocurrido el año pasado con una agente de tránsito porteña, que también fue embestida en un control vehicular. En esa ocasión, el que se había resistido a la voz de “alto” había sido el automovilista Eugenio Veppo, que circulaba a 130 km por hora sobre la avenida Figuero Alcorta, en Palermo.

A diferencia de lo ocurrido con Valles y Sueyro, donde los agresores fueron detenido en el acto, el joven que causó la muerte de Cynthia Choque se dio a la fuga y luego se entregó a la policía. “Se asustó, no vio la presencia de los agentes de tránsito, no supo manejar la situación y se fue”, fueron los argumentos esgrimidos por el abogado defensor de Veppo para justificar su accionar.

El hombre, de profesión periodista, fue procesado con prisión preventiva por homicidio calificado y aguarda el inicio del juicio oral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here