«Negamos a Cristo votando proyectos de ley como la del aborto y divorcio»

0
327

Cientos de fieles, pertencientes a la parroquia Cristo Rey, participaron de la tradicional celebración del Domingo de Ramos. La santa misa estuvo presidida por el párroco Juan Castro Zavalía, quien reflexionó, «en la actualidad se niega a Jesús votando proyectos de ley como la del aborto y el divorcio, estos son modos de escandalizarse y negarlo».

Toda la actividad comenzó en la intersección de avenida Bolivia y España, donde un importante número de católicos participó de la bendición de Ramos. Desde temprano, la comunidad se apersonó en la Comisaría 14 y en un clima de oración y reflexión prepararon sus corazones.

En ese clima arribó el párroco Juan Castro Zavalía quien procedió a bendecir los ramos; luego se realizó una procesión hasta la parroquia Cristo Rey.

Allí, los fieles con los ramos en alto proclamaron a Jesús y de esa forma recordaron el ingreso triunfal de Cristo a Jerusalén.

Posteriormente, se leyó la Pasión de Cristo uno de los pasajes bíblicos para la iglesia católica. Los cientos de fieles seguieron con mucha atención la lectura, en la cual se relató el calvario que le tocó vivir al Hijo de Dios.

Durante su homilía Juan Castro Zavalía reflexionó, «con la celebración del Domingo de Ramos damos inicio a la Semana Santa y los quiero invitar a vivir la Pasión de Cristo».

Más adelante agregó, «en el evangelio escuchamos una oración importante que hace Jesús (en el Huerto de los Olivos), ´Padre tú lo puedes todo, aparta este cáliz, pero que no se haga mi voluntad sino la tuya´. Esta es una oración que todos los cristianos deberíamos hacerla; tenemos que saber aceptar el sufrimiento y darle un sentido».

Seguidamente apuntó, «Jesús anticipa que Pedro lo negará tres veces, y yo me pregunto ¿cuántas veces lo hemos negado?. Sin lugar a dudas que los proyectos de ley como el del aborto y del divorcio, es una forma de escandalizarse y negar a Jesús».

A la vez sentenció, «para seguir a Cristo debemos morir con él y vivir con él. Esto significa que no debemos hacer lo que nos conviene, tenemos que dejar el yo y permitir que Dios tenga la última palabra. Tenemos que ser obedientes a la palabra de Dios».

En otra parte de su homilía Castro Zavalía señaló que las personas se dejan influenciar por los medios de comunicación, «entonces nosotros deberíamos preguntarnos ¿realmente amamos a Cristo?, los ramos no son el centro de lo que conmemoramos hoy. Son objetos benditos que nos acercan a los sacramentos, no son amuletos de la buena suerte».

Sobre este mismo punto agregó, «las palmas significan que proclamamos a Jesús como rey en nuestro corazón y lo dejamos dirigir nuestras vidas».

Finalmente Juan Castro Zavalía instó a toda la comunidad, «purifiquemos nuestros corazones en esta Semana Santa y que estos ramos sean una aclamación continúa de las presencia de Cristo en nuestras vidas».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here