No eran esclavos pero vivían en condiciones indignas

0
141

El titular de la cartera provincial, Carlos Rodríguez, confirmó que «encontramos condiciones de vida muy similares a las de otros lugares, donde el cubaje de aire era insuficiente en las casillas donde dormía el personal, el sistema de cocina-comedor era deleznable, no había electricidad e ignoramos la calidad del agua potable porque no había registros de potabilización». El funcionario explicó que en el establecimiento agropecuario «La Gallega», ubicado al sudoeste santafesino, había al menos 35 trabajadores en esas condiciones, oriundos de la provincia de Santiago del Estero.

«Intimamos a la firma que lo explota, Pioneer Argentina. Se hizo un sumario y está en marcha», explicó el funcionario. Si bien la inspección en la finca se realizó el 2 de febrero pasado, recién trascendió hoy luego de que el Ministerio de Trabajo reuniera a las firmas cerealeras para darles a conocer la resolución que establece el ´Reglamento de Condiciones Mínimas de Trabajo Decente en los Campamentos Rurales´, con el fin de evitar casos de reducción a servidumbre en ese tipo de explotaciones.

Rodríguez aclaró que lo que hallaron en el campamento inspeccionado «no era trabajo esclavo, porque estaban registrados, pero en condiciones indignas». Fuentes de la cartera laboral precisaron que los 35 trabajadores «dormían hacinados en una casilla, con colchones muy finos y sin ropa de cama, sin refrigeración y con poca ventilación

Fuente: Página 12

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here