"No necesito ninguna sustancia para estar bien"

0
69

Leticia Brédice ha logrado construir una importante carrera artística en el mundo del espectáculo. La actriz se definió a sí misma como una persona «transgresora y ciclotímica», pero aclaró que el público muchas veces piensa que es «bipolar y explosiva» como los personajes que ha realizado en televisión.

«Me considero vibrante, profunda y versátil… ¿Sensual? Sí. Transgresora, también, algo, y ciclotímica… no sé… No soy explosiva, ni audaz, ni bipolar, aunque esto es algo que confunde a muchos en base al personaje que hice como Simona, la bipolar de Locas de amor», aseguró la protagonista de la película 8 tiros al diario Perfil.

Durante la entrevista, Brédice también recordó su incursión en la música cuando realizó el disco Actriz y afirmó que le da vergüenza ver uno de los recitales que a veces repiten en Crónica TV: «Me da un poco de vergüenza, porque justo ése, el que filmaron, se dio un día que cumplía años y estaba triste y muchos –hasta el día de hoy– se preguntan qué había ‘tomado’ (…). Lo que pasa es que ese día no estaba bien de ánimo… Y lo hice igual, porque no necesito ninguna sustancia para estar ‘bien’; son las cosas que me pasan, las que me levantan el ánimo y, cuando estoy triste, simplemente, lo estoy y punto».

Por otra parte, Leticia criticó a sus colegas y aseguró que en la profesión hay muchos que no se preparan y eso lo ve mucho cuando va a ver obras de teatro: «Desgraciadamente… me encuentro con unos ‘bodoques’. Pero cuando uno logra ser un buen actor, la tendencia es pensar en un muy buen pasar financiero e ir sólo en búsqueda de eso puede quitarte la visión de una realidad (o de la realidad) y llevarte hacia una tendencia fantástica. A mí no me pasó, pero lo vi en la vida de otros colegas, y es una pena».

Por último, opinó que muchos actores tienen la meta de triunfar en Hollywood, pero que en el camino se olvidan de ser personas reales: «La meta de llegar a Hollywood es genial, pero pensar sólo en eso, te aleja de ser alguien real, porque se va volviendo de calles que, a la larga, te separan del entorno. Hay que estar atento con uno mismo y tener cuidado como actor en no convertirse en un caricaturista… Se ve mal que el actor desempeñe otros roles además de ese, como tener su propia empresa y además seguir siendo artista, algo que en sí mismo te pone más los pies sobre la tierra, por ser un ámbito diferente al ficcional».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here