Noche de sorpresas en el Bailando 2012

0
310

Antes de bailar, Tinelli quiso saber si Magui está celosa por el protagonismo de su bailarín, pero ella lo desmintió rotundamente. En tanto, Jorge Moliniers tuvo que contar todo sobre su pareja, el jefe de coach (Hugo Ávila).

En el baile de “Lloraré las penas”, de David Bisbal, Carmen Barbieri (8) indicó que hubo muchos accidentes. Flavio Mendoza extrañado (voto secreto), interrogó: “¿la coreo era así?” y ante la respuesta afirmativa de la coach, continuó “no me gustó”.

Moria Casán (4) también calificó a la performance de fallida. Luego, Aníbal Pachano (5) recomendó a la ex participante de Soñando por Bailar 2, usar tacos en lugar de borsegos. A esta idea se sumó Marcelo Polino (4). Por su parte, la pareja oficial del bailarín, Hugo Ávila, en reemplazo de Antonio Gasalla, advirtió “las imprecisiones que notó el resto del jurado, pero considero que se juegan con cosas que las otras parejas no hacen”, completando el total de 30 puntos con una buena nota 9.

De golpe el show se alteró. Ingresó al piso la empleada pública exclamando: “¡Están todos enamorados de todos acá!”.

Bromeó junto al conductor sobre una auditoría rigurosa a la empresa como por ejemplo: la sanidad de la barra de tragos, la caída de Beto César y las lolas de las bailarinas.

A su vez solicitó documentación irrisoria, opinó sobre los dos trabajos de Marcela Feudale (locutora y bailarina) y ridiculizó a Manuel Navarrete.

La inspectora se acercó a Tinelli con sensor de metal en mano que sonaba sin cesar, motivo por el cual le pidió que se quitara la ropa, aunque no logró desnudar por completo al conductor.

Llegó el turno del pequeño Bal arrepentido, que expuso que “es una pena que no nos hablemos” pero también sostuvo que quiere paz y “no llevar las peleas a la tele”. Junto a Yanil García la rompieron con una de las reconocidas canciones de Ricky Martin (“Pegate”).

Carmen selló la reconciliación con un 10. “Me pasó que empezaste re bien pero después se tornó más duro y eso te restó un poco”, comentó Flavio (voto secreto) y Moria (7) notó que había algo que le estaba restando eficacia.

El juez de la galera (5) le habló al coach (Mariano Botindari): “Fede está mejor cuando se mueve y tiene buen oído, hay que aprovechar eso”. Hugo (8) también se dirigió al coreógrafo: “Me encanta lo que hacés con la gente que no baila”.

Ell hombre del moño (2) indicó “no me gustó nada chicos”, y Mariano repllicó con desgano: “Nunca le gusta nada a Polino”. Esto provocó una discusión hasta que intervino Fede y pidió al juez que extienda la devolución:: “estuvo mal desplazada y parecías un playmobil”.

Total de 32 puntos.

Fin de la agitada noche…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here