Ocho años de cárcel a Chabán y cinco para Patricio Fontanet

0
85
Foto: minutouno

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) número 24 fijó la pena de ocho años de prisión para el ex gerenciador de Cromañón Omar Chabán y cinco para el ex líder de la banda Callejeros, Patricio Fontanet, por el incendio del Cromañón en el que murieron 194 personas.

El fallo definitivo fue dado a conocer el pasado 20 de abril, en el que todos los imputados en el caso fueron condenados por el delito de “autor penalmente responsable del delito de incendio culposo seguido de muerte en concurso real con cohecho activo en calidad de partícipe necesario”, pero quedaban a la espera de las penas fijadas por el tribunal correspondiente, según confirmó el Centro de Información Judicial (CIJ).

Según la sentencia, Chabán fue condenado porque las condiciones antirreglamentarias de Cromañón, por su «multiplicidad y magnitud, llevan a una valoración negativa, dado que la imprudencia puede catalocada de temeraria».

En el caso de Fontanet, «la impronta favorable a la utilización de pirotecnia del grupo tenía su génesis en las propias manifestaciones» del , al tiempo que valoró su preponderancia por sobre el resto del grupo.
Asimismo, el TOC 24 condenó al ex socio de Chabán, Raúl Villarreal, a la pena de seis años de prisión, al igual que al ex subcomisario Carlos Díaz; mientras que el ex manager de la banda, Diego Argañaraz recibió una pena de cinco años de prisión.

Con respecto a Villarreal, el tribunal le subrayó «la que tenía en el manejo de espectáculos como los que allí se brindaban» y que «pese a tener autoridad para modificar las salidas no dio ninguna orden para agilizar las vías de , sino qeu por el dio orden de cierre de los portones».

En cuanto a Díaz, el tribunal le reprochó que «su accionar contribuyó de manera efectiva a la producción del incendio con peligro común»; al tiempo que consideró que Argañaraz tuvo una «conducta motivada por el ánimo de lucro» que se vio reflejada en el manejo y contratación de personal.

Respecto de las penas aplicadas a los ex integrantes de Callejeros, el baterista Eduardo Vázquez fue quien recibió la pena junto a Fontanet, con una condena de cuatro años de prisión.

Sin embargo, Christian Torrejón fue condenado a tres años de prisión en suspenso al igual que Juan Alberto Carbone; mientras que Maximiliano Djerfy, Rogelio Delgado y Daniel Cardell recibieron una pena de dos años y seis meses de prisión en suspenso.

Además, deberán “realizar trabajos no remunerados a favor del o de instituciones de bien público” en la sede de Cáritas más cercana a su o en algún patronato y asistir a un “curso de formación ciudadana destinado a inculcarle los principios básicos que rigen en una sociedad democrática”.

En relación a Vázquez, se lo responsabiliza por «su participación en varias entrevistas brindadas por el conjunto y sus expresas referencias al uso de elementos pirotécnicos ppor parte del público asistente como un accionar valioso pora el colorido del show».

A todo esto, la ex funcionaria porteña Fabiana Fiszbin fue condenada a cuatro años de prisión como “autora penalmente responsable de los delitos de omisión de deberes de funcionario público en concurso ideal con incendio culposo seguido de muerte”.

Mientras que los ex funcionarios Gustavo Torres y Ana María Fernández recibieron la pena de tres años y seis meses de prisión por el mismo delito.

Fiszbin fue condenada por «su abierta desidia, su prolongación en el tiempo y la magnitud inconmensurable del daño que a la postre ello implicó y que se le ha atribuido a título culposo».

«Ha sido manifiesta y pertinaz su indolencia para darle a la actuación el trámite que lo acuciante de la siutación ameritaba», sostuvo el tribunal.

En tanto, el desempeño de Ana María Fernández fue «hallado como totalmente objetable en todo su desarollo, aunque mayormente cuando lo hizo como Coordinadora General de la Unidad Polivalente de Inspecciones y abdicó en forma conjunta con Fiszbin de desplegar a pleno sus atribuciones».

En relación a Torres, el tribunal estimó que «la actividad esencial a sus responsabilidades primarias no fue cumplida, este rubro de la noche continuó librado al azar y República de Cromañón no fue hostigada en lo más mínimo, con lo cual no se produjo su clausura».

Por su parte, el abogado querellante y padre de una de las víctimas, José Iglesias, expresó su satisfacción con las condenas a los ex funcionarios, aunque las penas fijadas para Chabán y Fontanet le parecieron «disparatadas».

«Es la primera vez que ocurre algo así, esto no había pasado ni en la tragedia de Lapa, ni en la de Fray Bentos, ni en el derrumbe del boliche Beara, ni en el Paseo de la Infanta, por suerte sí ocurrió en esta tragedia», señaló Iglesias en referencia a la condena a Fiszbin, Torres y Fernández.

Sin embargo, calificó de «disparatadamente alejado de lo que dice Casación», las condenas al ex manager de Cromañón y al ex líder de Calljeros.

«Desde el lado privado de los acusados estamos en desacuerdo y vamos a aplear», aseguró.

Asimismo, el letrado aprobó la «distinción realizada para los distintos imputados de la banda, al considerar que «está bien hecha».

Fuente Telam y DYM

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here