Oración lírica para mi pueblo

0
427
Foto La Banda Diario

Pueblo de mis días y mis noches

Pueblo de taller y sementera.

Me ungiste con la gracia

y el don de ser maestra.

 

Me entregaste el laurel de los poetas,

ya que una raíz tuya me hizo sembradora

me acompañe tu ejemplo

en toda hora.

Mi voz tiene la fuerza luminosa de tu aurora

y tras esta inquietud que siempre llevo

tú, eres el final de cada viaje,

pueblo sin tarjeta postal que lo disfrace.

Pueblo musical en los «coyuyos»

y en el agudo silbato de algun tren.

 

Fuiste sin duda en un principio

el canto de algún criollo que soñaba

e hizo nido en el hueco extranjero

de una gracia laboriosa hecha mujer.

En la vanguardia lúcida del tiempo

la paloma ofrece el hijo y el laurel.

Me siento un árbol de tus fincas

suprema gracia de soñar y florecer.

 

Por mi voz todos los pájaros te nombran

y tengo el pulso mineral

que siembra tu agua de coral

garganta y labio curado de la sed.

 

En ti mi árbol-padre sembró ideas nuevas

como una estrella de paz y de fragancia

y enseño el alfabeto mi árbol-madre

en tu mapa de altura y de distancia.

Como si fueras un pájaro en mis venas

das mi sangre espesor de alas.

En el recodo del mundo en que vivo

los dos en el sueño, hacemos guardia.

He aquí mi sueño, pueblo de La Banda.

ser poeta, para agregar

gracia a tu gracia.

Pueblo mío; quien te amó por libre y por profundo

no te cambia por ningún pueblo del mundo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here