Padre Álvaro Iñiguez Barba: «Le pedí a Dios y a la Virgen regresar a La Banda que tanto quiero»

0
569

El miércoles la comunidad católica de Santiago Apóstol se vistió de fiesta para dar la bienvenida al presbítero mexicano Álvaro Iñiguez Barba quien regresó (de vacaciones) a la Cuna de Poetas y Cantores para reencontrarse con la gente. «Yo le pedí a Dios y a la Virgen regresar a La Banda que tanto quiero», reveló en diálogo con LA BANDA DIARIO.

Cabe recordar que el padre Álvaro durante cuatro años evangelizó en la ciudad. En ese período se ganó el amor y el cariño no sólo de esta comunidad sino también de los bandeños en general. Su labor fue tan fructífera, que el Concejo Deliberante lo declaró Ciudadano Ilustre.

Así como todo hijo siempre regresa a su casa; después de dos años Álvaro Iñiguez Barba retornó. «Dios sabe que este momento lo había deseado mucho y por algunas situaciones no se había dado, pero gracias a Dios y a la Virgen estoy de vuelta en esta hermosa  Nación y en este lugar tan querido por mí que tantas satisfacciones y alegrías me brindó en mi vida sacerdotal», comenzó expresando el sacerdote.

Cabe señalar que el presbítero arribó a la Argentina el martes por la tarde; y el miércoles a la madrugada se dirigió a Aeroparque para tomar el vuelo que lo trajo a la provincia.

«Dios sabe que este momento lo había deseado mucho y por algunas situaciones no se había dado, pero gracias a Dios y a la Virgen estoy de vuelta»

Iñiguez piso suelo santiagueño a las 07.30 de la mañana del miércoles; fue recibido por algunos miembros de la comunidad y de inmediato se trasladó a la Cuna de Poetas y Cantores. Los días previos fueron vividos con mucha ansiedad, «fueron cuatro años. Yo nunca me voy a cansar de dar gracias a Dios por tanto cariño de parte de la gente. Y el regresar es una alegría inmensa; yo le pedí a Dios y a la Virgen regresar con toda esta comunidad que tanto quiero y me quiere. Bendito sea Dios».

Desde que regresó a su México natal se incorporó a la Diócesis de San Juan de Los Lagos, en donde está encargado del área de inmuebles. «También estoy como celebrante en la Catedral Basílica de la Virgen de San Juan de Los Lagos y estoy encargado del grupo de adolescentes y jóvenes de ahí mismo. El estar junto a los jóvenes me gusta mucho, me rejuvenece mucho en mi ser sacerdotal. Estar con los chicos me alienta mucho».

«Aquí aprendí a tomar mate y lo sigo haciendo, eso se quedó para siempre, no se borra»

Recuerdos

A lo largo de cuatro años, el padre Álvaro vivió muchas experiencias en La Banda y en su corazón se llevó numerosos recuerdos. «Te puedo decir que en estos dos años no hubo un día que no haya estado presente La Banda en mi vida. Tengo muchos recuerdos que sería muy difícil elegir uno», expresó.

Visita del padre Álvaro Iñiguez Barba a la ciudad de La Banda.

Publicado por La Banda Diario en Miércoles, 16 de octubre de 2019

A la vez reconoció que la música folclórica de La Banda se le pegó y confesó, «sigo tomando mate, no he dejado de hacerlo. Aquí aprendí a tomar mate y lo sigo haciendo, eso se quedó para siempre, no se borra».

«Te puedo decir que en estos dos años no hubo un día que no haya estado presente La Banda en mi vida»

Cooperación

En otro orden de cosas, el sacerdote destacó la colaboración de la Diócesis de San Juan de Los Lagos con la Diócesis de Santiago del Estero, «me da mucho gusto, alegría. Esta comunidad es algo que está arraigado a mi corazón y el hecho de que otros sacerdotes lleguen es motivo de alegría».

«El padre Horacio y Guadalupe son muy buenos sacerdotes, muy buenos amigos. Tuve la oportunidad de charlar con ellos antes del viaje, les comenté más o menos como era la situación. Sobre todo los animé a que vivan intensamente esta experiencia que en realidad vale la pena», manifestó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here