Padre Gastón Cuello: «La sociedad en la que vivimos tiene mucho desorden»

El sacerdote indicó que el "Rey de Reyes" viene trayendo orden y exhortó a abrir el corazón para ganar una vida y una sociedad diferente, sin la ambición desmedida que hoy se hace presente.

0
222

Con profunda devoción la comunidad parroquial de Cristo Rey celebró a su patrono. En un año muy particular, muchos fieles debieron unirse virtualmente a esta fiesta que se desarrolló con el lema «Con Cristo Rey y María Apóstoles de la Esperanza».

La celebración se inició en la Capilla Santa Rita, en el barrio Ramos Taboada, desde donde partió una caravana con la imagen del Rey de Reyes para que imparta su bendición en distintos sectores de la ciudad.

Ya en la sede parroquial, el padre Gastón Cuello presidió la santa misa destacando que, «estoy cosechando todo el trabajo realizado durante años por una gran comunidad y Cristo Rey lo sabe; por ello en este día quiero rendir mi homenaje a todos los servidores que hicieron y dejaron tanto».

Durante su homilía, el sacerdote indicó: «Esta es mi tercera fiesta patronal y con una particularidad ya que el Señor nos va modelando y eso sucede cuando le permitimos reinar en nuestra vida».

«Vivimos un momento donde transcurrimos muchas tristezas, atravesamos dolores, pérdidas y en en esta fiesta Cristo Rey nos conduce hacia un camino donde nos va devolviendo la alegría. Todos tenemos algo que sanar, todos tenemos algo que curar y por ello necesitamos acercarnos a este Rey del Universo para viene a sanarnos», señaló Cuello.

También destacó que, «Cristo es un pastor de Misericordia que quiere que nosotros como enviados salgamos a anunciar, cuidar, proteger, sanar y liberar. Quiere saberse triunfador en el pecado y tenemos que ser los primeros en dar testimonio; para ello pidamos que trabaje con nosotros y nos ayude a mejorar todo aquello que necesitamos».

«Cada fiesta -continuó- es una oportunidad para comprometernos más. En el Evangelio nos dice ‘Lo que hiciste con el más pequeño de mis hermanos lo hiciste conmigo’. Por ello el servicio tiene que caracterizarnos, debemos ir haciéndolo carne, aprender a descubrir a Cristo en el rostro del enfermo, en el del necesitado y así vamos haciendo que reine en nuestros corazones».

Señaló además que el «Rey de Reyes» viene trayendo orden. «La sociedad en la que vivimos tiene mucho desorden y eso es provocado por el mismo hombre que se va alejando de Dios, que piensa en quitar vidas de inocentes por una ambición desmedida, por querer cada vez más y para qué… si no se va a llevar nada. Intentemos abrir nuestro corazón para ganar una vida y una sociedad diferente. Seamos verdaderos apóstoles de esperanza«.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here