Padre Gastón Cuello sobre el aborto: «Matando una vida no estamos cuidando a nadie»

0
499
Padre Gastón Alejandro Cuello. Foto archivo.

Días pasados el presidente Alberto Fernández envió al Congreso de la Nación el proyecto de Ley para legalizar el aborto. Al respecto el padre Gastón Alejandro Cuello (parroquia Cristo Rey de la ciudad de La Banda) señaló, «matando una vida no estamos cuidando absolutamente a nadie».

En diálogo con el ciclo radial «Encuentro Bandeño» que se emite por FM Banda en dúplex con Radio Láser el sacerdote comentó, «como nos tiene acostumbrada nuestra clase política siempre quiere marcar brechas, y seguir con estos temas. En primer lugar Dios es el Dios de la vida, como referente de la iglesia nosotros defendemos las dos vidas, la vida de la madre y de ese ser que se está gestando, siendo un embrión hay vida en esa persona con lo cual hay que defenderla».

Por otra parte el presbítero consignó que en este tiempo de pandemia, todos los sectores (incluída la Iglesia) acompañaron las medidas para cuidar la vida, «y este proyecto de ley es un absurdo. Poner esta ley para eliminar una vida y pensando en quién; favoreciendo a quién, queriendo cuidar a quién. Matando una vida no estamos cuidando absolutamente a nadie«.

El padre Cuello, «no desconozco que hay muchos abortos clandestinos y que ahí también se van muchas vidas, pero creo que como gobierno hay muchas medidas que se pueden tomar para ayudar en esos casos para que esas personas no lleguen a la muerte».

«Por qué no nos replanteamos también qué sistema de salud tenemos en la actualidad, cómo llegamos a los jóvenes para cuidar y proteger la vida», cuestionó el párroco de la parroquia Cristo Rey.

Más adelante expresó, «hago un llamado a todos los intendentes y gobernadores que puedan decirles señor presidente no es la manera de cuidar la vida. El pueblo votó a estas personas para que nos cuiden y protejan, pero no para que hagan lo que se les cruce por la cabeza. Estos proyectos -de aborto- son solventados por multinacionales que les interesa el control de la natalidad. En los países de Latinoamérica, ven como una posibilidad de llevar a cabo esos proyectos de multinacionales, una vida menos más dinero para el Estado».

Consultado sobre los motivos que llevan a una mujer a practicarse un aborto consignó, «el ser humano busca la ley del menor esfuerzo. El menor esfuerzo me parece es eliminar la vida de este ser, porque puede ser para mi perjudicial, puede ser un problema; ha sido un ser que vino sin querer, por lo tanto yo tengo derecho, prima los derechos personales sobre los derechos de los demás. Pero también hay un derecho que debe primar, que es de esa personita que está en el vientre. También una falta de educación; yo creo que los gobiernos van poniendo menos dinero a la educación, mucho más facilismo a la hora de ir a las escuelas».

Sobre esta cuestión amplió diciendo, «cuando tenemos un pueblo que no está bien educado, cuando tenemos un pueblo que se va alejando de Dios, vive su vida de una manera en la cual como si no existiera Dios no sabemos que me dice Dios sobre el cuidado y el don de la vida, esto también es culpa de la iglesia lo que nos corresponde a nosotros nos tenemos que hacer cargo y lo que le corresponde al gobierno se tiene que hacer cargo ellos»

El sacerdote destacó que la iglesia siempre ha tratado de acompañar, carencias del Estado en el tema de la educación, por eso se hicieron colegios católicos. La educación es importante, «y la educación sexual integral también es importante. La iglesia nunca ha estado en contra, siempre estuvo a favor. Ahora los últimos proyectos de educación sexual integral siempre fueron con una ideología de género. También la educación de la familia dice mucho».

«Los adolescentes suelen hablar más con los amigos, entonces siguen los consejos de los amigos, o de alguien que no son sus padres; y toman decisiones sin la mirada de un adulto. He charlado con madres que ignoraban que su hija se hizo un aborto o las chicas me cuentan que nunca les dijeron a sus padres. El miedo también lleva al aborto; entonces recurro a un amigo; pero no en todos los casos tienen buenos resultados. Es un llamado de atención, pero eliminar o legalizar la muerte de un ser».

Manifestación

El próximo 28 de noviembre, las organizaciones que están a favor de las Dos Vidas realizarán una manifestación. Sobre este tema el padre Cuello consignó, «a mi me parece bien toda manifestación pacífica, sin entrar en rivalidades; toda manifestación que pueda dar razón de la fe. Yo razono y digo porque no estoy de acuerdo con esto».

«Uno debe poder expresar, de mostrar cuál es la verdad. Creo que las redes sociales son los medios adecuados de ir poniendo nuestra opinión, con respecto a la vida. Como buenos cristianos debemos clamar, rezar a Dios para que esto también pueda ser reflexionado, debatido con personas que estudiaron lo que esto genera en mujeres que abortaron», agregó el presbítero.

«He conversado con personas que se realizaron abortos, y quedan con trauma, con dolor, con heridas difíciles de sanar. Quedan secuelas en lo psicológico, emocional y en el cuerpo. Es un tema tan amplio y es lindo charlar, debatir y dar razones del por qué estamos a favor de la vida», apuntó Cuello.

También contó que conversó con un amigo quien le dijo que ahora, «porque tenía las condiciones económicas, y se daban las condiciones será papá; y él dice que no todos están en condiciones entonces por eso apoya el aborto. Cuando hay una vida que se gesta, permitida por Dios no siempre están dadas las condiciones- Hace 9 meses atrás nadie sabía de esta pandemia y no son las condiciones ideales, y sin embargo siguen llegando y gestándose niños. El hecho de decir que no están dadas las condiciones, porque no tienen medios, recursos, siempre ponen peros para no defender la vida; pero todo se soluciona. Si uno pregunta a nuestros papás si tuvieron todas las condiciones ideales, nos dirán que no las tuvieron. No podemos tener una reflexión tan limitada».

Finalmente el párroco de Cristo Rey dejó un mensaje a todos los jóvenes: «Así como ellos están aquí gracias al Sí del papá y de la mamá, asi ellos puedan decir Sí a la vida. Que ellos defiendan la vida y que ellos puedan charlar con papá y mamá cómo han hecho, porque a nadie les resulta fácil criar un hijo; pero lo más importante que debe primar es el amor. Yo por amor soy capaz de dejar un gusto personal por este ser que se está gestando, soy capaz de privarme de algo por este ser. Es el amor, todo lo puede, todo lo perdona. El mensaje es vivir en el amor verdadero que se dona en los demás como lo hizo Jesús».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here