Por el pago a los holdouts entrarán USD 7.200 millones a las reservas del BCRA

0
236

El Gobieno nacional pagará este viernes, a través de dos transferencias bancarias, los USD 9.300 millones a los bonistas que no ingresarons a los canje de deuda y arreglaron pagos judiciales en los tribunales de Nueva York.

Sin embargo, esa suma podría llegar a los USD 10.000 millones si más bonistas se suman al acuerdo la semana próxima. El subsecretario de Financiamiento, Santiago Bausili, informó a la sala de prensa del Palacio de Hacienda que USD 6.200 millones serán pagados de manera directa a quienes lograron acuerdos con la Argentina antes del 29 de febrero, como NML y Aurelius, los fondos más duros para negociar.

En tanto, otros USD 3.100 millones se destinarán a un fideicomiso en el Bank Of New York (BONY) para pagar a aquellos que lograron un pacto luego de esa fecha.

Pero Bausilli destacó que también se habilitará el pago de otros USD 3.000 millones a quienes sí ingresaron a los canjes y no podían cobrar desde junio de 2014, debido a la orden cautelar impuesta por el juez de Nueva York,Thomas Griesa, y que estaban retenidos en el Banco de la Nación y el BONY. La aplicación de la Ley de Pago Soberano obligaba a los bonistas a cobrar en la Argentina Nación Fdicomisos.

El Gobierno hará la transferencia este jueves a última hora para los bonistas con los que llegó a un acuerdo para salir del default y, una vez que Griesa levante las medidas cautelares, hará lo propio con aquellos que ingresaron a los canjes 2005-2010 y no cobran desde 2014. Luego de esto, el país tendrá 22 días para realizar el pago, aunque el funcionario adelantó que se efectivizarán «lo antes posible».

Hacia las reservas

Bausili explicó que de los USD 16.500 millones obtenidos el pasado martes por la colocación récord, para pagar esta deuda, unos USD 7.200 millones «ingresarán al Banco Central» para fortalecer las reservas.

A diferencia de lo que ocurrió con el Canje de 2005 y 2010, el gobierno dejará abierta la posibilidad para que más holdouts puedan cerrar acuerdos con una quita del 40% en el total del capital y de un 30% en los intereses. El escenario es que se podrían sumar más bonistas, debido a que se derobó la Ley Cerrojo.

Esta semana tras el anuncio, se sumaron unos USD 150 millones más del fondo Allen Applestein, uno de los de los primeros que empezó a litigar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here