Peña y Durán Barba analizaron el resultado y el futuro político del Presidente

0
282

A menos de 24 horas de las elecciones presidenciales, el equipo de comunicación del Gobierno almorzó en el despacho que Marcos Peña para analizar el posicionamiento que logró Mauricio Macri a pesar de la derrota y los pasos para proteger el legado del Presidente saliente en el proceso de transición.

En el primer piso de la Casa Rosada, frente a empanadas y sandwiches de miga, se reunieron con el Jefe de Gabinete -y jefe de campaña- el estratega Jaime Durán Barba y su socio Santiago Nieto, además del secretario de Medios, Jorge Grecco, y el subsecretario, Gustavo Gómez Repetto, y responsable de la coordinación de las encuestas oficiales, Mora Jozami.

También participó el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, quien no se despegó del Presidente durante la campaña y cumplió un rol clave en los 30 actos que se realizaron en el país y en la comunicación oficial.

Durante el encuentro apareció Macri, que participó durante 20 minutos. El jefe de Estado agradeció el esfuerzo realizado para remontar el duro resultado de las PASO. El Presidente no ocultó su satisfacción por el trabajo que permitió acortar la brecha de votos, dar vuelta el resultado en varias provincias y posicionar a la coalición con una alta representación en el Congreso.

Ahora, la obsesión de Macri es trabajar para salir de la Casa Rosada como el líder de la oposición, a pesar de que no maneja un territorio ni haya demostrado especiales dotes políticos para mantener satisfechas las distintas fracciones de la coalición. Sin embargo, haber llegado al 40% de los votos para su equipo de comunicación es un rotundo éxito si se tiene en cuenta el contexto económico.

La presencia de Durán Barba y Nieto, autores de una extensa bibliografía donde definen el perfil del “nuevo elector latinoaemericano”, un sujeto despolitizado y poco interesado en los grandes debates del mundo, individualista, cruzado por las nuevas tecnologías y el protagonismo de la mujer en las decisiones cotidianas, hace presumir que ambos expertos sumaron un nuevo capítulo a sus análisis.

En efecto, la intensidad y masividad de la campaña que reposicionó a Macri está fuera del manual básico de Durán Barba y Nieto, y es probable que -finalmente- se hayan rendido ante la especificidad argentina a la hora de vincularse con sus políticos.

Todos coincidieron, finalmente, en que el peronismo y, sobre todo, los propios socios de la coalición que creían que Macri desaparecería del mapa político, deberán esperar. “Macri es el único argentino vivo que inventó un partido desde cero y llegó a la Presidencia, ahora que no pretendan jubilarlo”, dicen cerca suyo, defendiendo el liderazgo que consolidó en el último tramo de la campaña, tejiendo un vínculo que quizás nunca tuvo con su electorado, que siempre lo vio frío y distante y -más últimamente- “encerrado en su palacio”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here